Y de Y se va el año – Aprendizajes

Bienvenidos a otra edición de Titín Matutino… Titín Matutino…jajajaja Titín Matutín… JAJAJA matutín@titín…Bueno, ya, basta.

¿Por qué hay frases armadas que son tan geniales? Como “bienvenidos a otra edición“, “por favor, pase usted“, “Sí, hola, qué tal, quisiera saber“, “¿me pasás la sal?” (?). Por el amor de Dios, mi vieja me está contangiando ferozmente su atención dispersa. EN FIN.

Lo dije hace poco (creo que en el facebook) pero lo repito (porque soy re jodida), 2012 y 2013 fueron dos años que me pasé entendiendo clichés. Me la pasé recordando frases que de chica escribía por todos lados, pero no entendiéndolas del todo. Bah, sí, obvio que entendía qué querían decir y me parecían formas lógicas de vivir pero lo distinto es que ahora, además de entender, lo siento. Porque lo viví. Vamos a decir que ahora no solo lo entiendo, sino que lo comprendo (no sé si significan dos cosas distintas o son sinónimos, pero “comprender” me suena más profundo que “entender” así que…lo dejamos así) (ay por Dios, soy tan hardcore que me doy miedo a mí misma…salgo a la calle y me veo a mí misma y me meto adentro de la casa porque me doy miedo (?)). Y también desmintiendo grandes mitos y prejuicios que yo misma me creí (por no conocer).

Aprendizaje

Así que como soy de esas (y esos) que disfrutan de hacer balances y listas y patatín patatán (patatín@titín), voy a aprovechar que me quedan dos días de abecedario y voy a dividir mis grandes aprendizajes en dos posteos. La verdad que tuve varios pero voy a cerrar en 14 para que sea mas acorde a la cuestión (?).

Así que Titín Matutín Patatín presenta…

LOS 14 GRANDES APRENDIZAJES DE 2012/2013 (divididos en dos)

  1. La vida es una, es corta y no depende de vos, así que disfrutá de todo lo más que puedas. Ésto lo entendí bastante a la fuerza, cuando el 22 de febrero de 2012 uno de mis mejores amigos (de en ese momento 24 años) falleció cuando el tren de Once descarrilló (junto con otras 50 personas). Había sido su cumple la semana anterior, se acababa de recibir, era jóven, sano. No hay explicación, ni justificación…estas cosas pasan y le pueden pasar a cualquier, incluso a nosotros. Siempre viví pensando que ni a mí, ni a mis amigos, ni familia les pasaba nada (salvo que estuvieran enfermos o fueran grandes), por esa costumbre que tenemos que parece que todo le pas al resto, y ésto me desconcertó totalmente. Más allá de toda la bronca, impotencia, tristeza enorme que sigo sintiendo, rescato ésta enseñanza como positiva.
  2. Si viajás por el mundo tenés que ser millonario. Gran mentira gran. Junto con “si viajás tanto seguro te bancan tus viejos, o algo raro hacés”. No…estimado señor prejuicioso. Para viajar se necesita muy poca plata (exceptuando pasajes de aviones, aunque a veces se consiguen grandes ofertas). Viajando aprendés a vivir con cada vez menos y dándote cuenta que la mitad de las cosas en las que gastabas plata son totalmente innecesarias. Aprendés a vivir con lo que necesitás, llevás solo lo imprescindible, porque viajar cargado es una paja. Te pone en perspectiva y de hecho gastás menos que cuando estás en un lugar fijo. No se necesita mucha plata para viajar, solo se necesitan muchas ganas 🙂
  3. Lo que importa son las cosas simples: Amén hermano…quiénseaquelohayaescrito. La base de la felicidad está en las cosas simples. En todo lo que tenemos alrededor. Levantarte y sentir olor a café y tostada recién hecha, eso tan simple es tan puro es lo que te llena de verdad. Salir a caminar en patas y sentir el pasto en la planta de los pies. Juntarte con amigos y morir de risa. Pavadas a la que, si estás demasiado enganchado en el sistema, probablemente pases por alto.
  4. Una vez al año viaja a algún lugar que nunca hayas ido: Bueno, siempre lo dije porque asumía que viajar era muy genial (?), pero ahora lo entiendo, porque más allá del hecho de viajar en sí, es lo bien que nos hace a la cabeza lo nuevo, los estímulos que nos produce estar en un lugar que no conocemos, cambiar de espacio, cruzarnos con gente que nunca vimos. Ni hablar si podemos irnos a algún lugar donde tengan costumbres distintas a las nuestras. I-N-C-R-E-I-B-L-E.
  5. Los viajes son los viajeros, lo que vemos no es lo que vemos sino lo que somos: Te amo Pessoa. Y esto es totalmente así. Los viajes empiezan en nosotros mismos. Si tenés una mente cerrada y negativa, podés ir al lugar más lindo del planeta que no se te va a inmutar un pelo. Ahora, tenés una mente super abierta, vas al chino a comprar jamón y vas a volver hecho otra persona.
  6. Al final, solo nos vamos a arrepentir de las cosas que no hicimos: Bueno ésta en particular la entendí siempre, porque le tengo un odio terrible al arrepentimiento, pero igual la quiero remarcar, porque hay gente que no hace cosas porque no se anima y me pone nerviosa…quisiera sacudirlos y gritarles esta frase en la cara, con aliento a cebolla así me prestan más atención (?). POR FAVOR. ENTIENDAN. ÉSTO. Combinada con el número 1, la vida ES CORTA, ES UNA…¿a quién le importa (LO QUE YO HAGAAAA, A QUIÉN LE IMPORTAA  LO QUE YO DIGAAAA, YO SOY ASÍ…) lo que opinen los demás? Cuando estés en tu lecho de muerte vas a pensar la puta madre, pensar que no hice tal cosa porque tenía miedo del qué dirán personas que ahora ya ni existen o cosas de ese estilo y … no…por favor…NADIE. EN TITÍN NO TIENE QUE EXISTIR EL ARREPENTIMIENTO. Dejen miedos y dudas pelotudas atrás y hagan lo que sientan que los va a hacer feliz. POR EL AMOR DE JESÚS.
  7. Ask yourself this question: what would you attemp to do if you knew you could not fail? : CLAVE. (“Hazte la siguiente pregunta “¿qué tratarías de hacer si supieses que no vas a fracasar?”). Bastante relacionada con la anterior, pero por una cuestión exclusiva de miedos. Mucha gente (ahora hablando específicamente de viajes), no se anima a viajar porque “¿pero y si me va mal? Tengo un trabajo estable, ¿si lo dejo y después sale todo mal? ¿Y si no me adapto?”…bueno, te cuento que son cosas que nunca vas a saber a menos que lo intentes. Y es como siempre, como ese otro cliché de “el no ya lo tenés, no perdés nada con intenarlo”. Es así. Sí, te puede ir mal, obvio. Pero bueno, volverás y buscarás otro trabajo, qué tanto lío. Repito, la vida es una, creo que es preferible ese mal momento de volver y tener que buscar otro trabajo, que trabajar 30 años ahí solo por seguridad para después llegar al lecho de muerte pensando que pelotudo que fui.

Aprendizane

Bueno, y aquí damos por finalizada esta edición de Titín Matutín (que ya es tardecín (?)) y quédense sintonizados para el último post de 2013 🙂

Angie!

Comments

Comentaridijillos

  3 comments for “Y de Y se va el año – Aprendizajes

  1. December 27, 2013 at 10:59 pm

    No se puede explicar la motivación de pararme ya mismo y cagar a trompadas a mi mono procastinador y a hacer cosas que me dan estos posts tuyos titín.
    Gran fin de año y grandes aprendizajes. Jajaja matutin@titin.com.
    A esperar por la segunda parte!

    • January 2, 2014 at 12:22 am

      jajajajaja maldito monooooooooooooooooooooo. Espero que el 2014 sea un año sin monos.

      Así me gusta, ANibaleando (?)

  2. January 28, 2014 at 2:33 am

    jajajaj me encantó!! Cuando volví de mi primer gran viaje, también hice un post (que nunca publiqué, como casi todo de ese viaje) sobre todo lo que había aprendido..Cuanto enseñan los viajes, ¿no?

¿Qué te pareció el post? Dale que me re dejabas tu opinión

Solo tenés que dejar tu mail y de esa forma estarás al tanto de todas mis andanzas y también recibirás contenido exclusivo *guiño guiño*