The Bitter-Sweet Pursuit Días 8, 9, 10 y 11

Pensé que iba a pasar más tiempo hasta que tuviera que pisar una aeropuerto otra vez. Y más tiempo en hacer escala en Turquía…la mina se la pasa haciendo escala en Turquía ¿por qué?

Estoy a punto de emprender el viaje más largo –hasta ahora– de mi vida: 52hs para llegar de Manchester a Seúl (después tengo que llegar de Seúl a Busan, pero vamos de “a poco”).

Ahora son las 8am del viernes 2 de mayo, hora Francia. Ya pasó un poco menos de la mitad del viaje.

El martes a la noche fue la última vez que dormí en una cama; la próxima llega el sábado a la noche. El miércoles dormí en el colectivo de Manchester a Londres, anoche dormí en el aeropuerto Charles de Gaulle y hoy me toca en el avión.

El miércoles fue la última vez que me duché. Como ayer estuve (todavía sigo acá) 16hs en el aeropuerto (todo sea por el puto ahorro), me cambié la ropa, me pinté las uñas, me hice una limpieza de cutis (??????) y por primeva vez en mi vida, lavé ropa en un aeropuerto JA.

Después de viajar tanto y vivir en diferentes lugares indeterminada cantidad de tiempo, cada lugar que piso tranquilamente puede ser mi hogar: un hostel, una casa compartida, un aeropuerto, una estación de colectivos.

El sentido de adaptación es terrible. Me cagaba de risa sola en el baño del aeropuerto parisino mientras secaba mis medias con el secador de manos.

Dios, quiero lavarme el peeeloooooo. Lo que voy a disfrutar la cama y la ducha del hostel de Seúl cuando finalmente llegue no tiene nombre.

Estoy bastante pasada de rosca otra vez. Los últimos días en Manc dormí un promedio de 4hs por día, entre los nervios, el hostel ruidoso y las noches de joda. Así que encima de todo, tengo una cara de cerdo anestesiado y pelo sucio que asusta. Malditas minas con sus ropas limpias, su pelo brillante y todo el glamour de aeropuerto, van a lograr que me deporten por haraposa.

Baño topeto del Aeropuerto de París IMG_20140501_193742

Ahora sí, en 21horas llego a Seúl. Cualquiera. Sigo sin caer. Nunca caigo de nada. Es como que cuando me empieza a caer la ficha, me auto-distraigo:

Angie1: Che…¿cuándo llegamos a Corea?

Angie2: *mientras observa una hormiga pasar* No sé, creo que mañana.

Angie1: ¿QUÉ? ¿CÓMO? ¡MAÑA—-!

Angie2: MIRÁ, MIRÁ LA HORMIGA COMO CAMINA LLEVANDO SU MIGUITA, MIRÁ BOLUDA, MIRÁ.

Sinceramente, en lo único que pienso y lo único que quiero en este momento es una buena ducha y una cama. Y UN BUEN PEDAZO DE KIMCHI. AH.

-21hs-

*cierra la agenda, se dirige a la zona de embarque para el vuelo a Estambul, como si estuviera yendo a comprar un paquete de yerba al chino de la esquina*

Titín.

Comments

Comentaridijillos

  2 comments for “The Bitter-Sweet Pursuit Días 8, 9, 10 y 11

  1. May 5, 2014 at 5:03 am

    jaja me rei mucho con esto, que bueno que estes en seul!
    Y la perchita de Shinee es un amor!!
    D: mala suerte con lo del pelo, entiendo ese sufrimiento, es horrible pasar dias sin bañarse!!
    Quiero leer mas de lo que escribas! suerte con tu viaje y tus proyectos !! :3

  2. bruno
    May 5, 2014 at 10:02 pm

    jajajaja!! el aeropuerto es un buen comienzo, yo llegué a lavar ropa en un baño de un shopping, creo que fue la única vez que le di total razón a las miradas acusantes de la gente.

    AAhhhh, empezá a trabajar che! que acá estamos gestando una propuesta totalmente indecente para Australia

¿Qué te pareció el post? Dale que me re dejabas tu opinión

Solo tenés que dejar tu mail y de esa forma estarás al tanto de todas mis andanzas y también recibirás contenido exclusivo *guiño guiño*