Un día en Seúl (cuando el cansancio es protagonista)

9:30 hs

Me despierto. Los ojos pesan. Cuesta mantenerlos abiertos. Están calientes y gordos. Los cierro pero el cerebro ya está a mil. No puedo volver a dormirme; tampoco logro despertarme del todo.

Existe un período en la vida del viajero eterno en que el cansancio es permanente. En que todos los días nos paramos frente al espejo y la imagen que nos devuelve la mirada –por lo menos en mi caso– es un lechón hinchado con conjuntivitis y cagado a trompadas.

Me lavo la cara 15 veces esperando un milagro, pero no, sigo igual que antes: no lo suficientemente cansada para seguir durmiendo, no lo suficientemente despierta para arrancar el día a full.

Me dirijo a la cocina/recepción: la manager, el jefe y el ocasional guest ya están en la mesa.

Annyonghase yo

Dejo la compu, el celular, los cuadernos y los marcadores sobre el lugar libre de turno.

Me sirvo una taza de café coreano –70% agua– autoconvenciéndome que es un shot extremo de cafeína, pongo dos rodajas de pan en la tostadora y mientras espero que se hagan vuelvo al baño a seguir tirándome agua.

Acción totalmente inútil.

El repentino olor a tostadas haciéndose funciona como un leve levantador de ánimos.

El lechón del espejo me devuelve una mini sonrisa.

*TÍN (ruido a tostadas hechas (?)*

Salgo del baño, pongo las tostadas en el plato, abro la mermelada y le meto una cucharada sopera a cada una.

Necesito azúcar.

Me acomodo en la mesa, enchufo la compu en el único puerto disponible en el medio de una maraña gigante de cables.

¿Qué tengo ganas de escuchar hoy?

No tiene sentido que me ponga a pensar en eso, porque el jefe ya decidió por mí con sus videos sobre unos coreanos jugando al baseball, que se mezcla con la tele prendida de fondo, que se mezcla con el drama que la manager está mirando por celular.

No importa.

Soy de esas pocas personas en el mundo que se despiertan frescas y salen de la cama de un salto. Una de esas pocas personas que cuestionan el invento del snooze tildándolo como algo totalmente innecesario. Soy de los que se despiertan con el cerebro al 100%; que pueden hablar y entablar conversaciones como si fueran las tres de la tarde. De esos que no necesitan tiempo para despertarse y arrancar el día.

Pero no ahora. No.

No.

Estoy en el medio de la etapa del agote viajero.

Ahora me molesta que me hablen mientras estoy desayunando. El cerebro está funcionando a horario, pero la voluntad física sigue en el baño lavándose la cara.

10:20 hs

Me queda 1 hora 40 minutos antes de tener que empezar a limpiar y todavía no hice nada del blog.

Muerdo un pedazo de tostada y saboreo la frutilla intentando detener el tiempo y me dispongo a leer los mails.

*jefe sentado al lado mío asoma su cabeza en la pantalla de mi compu, cada vez más cerca*

Sigo masticando y tratando de leer y anotar cosas importantes.

*jefe se para, pasa por atrás mío y se pone a acomodar los cables enmarañados de la zapatilla donde está enchufada mi compu*

¿Qué necesidad de hacerlo en este momento?

*jefe desenchufa mi compu, la batería se sale (porque se me rompió el cosito que mantiene a la batería en su lugar), la compu se apaga*

*jefe no se da cuenta y sigue moviendo cables, haciéndome levantar los pies, pidiéndome que corra la silla*

Respiro profundo, pongo la batería y la vuelvo a enchufar.

Trato de seguir respirando con calma diciéndome a mi misma que no me puedo poner de mal humor por pavadas, por más cansada que esté; que es al pedo.

La compu finalmente se prende. Vuelvo a abrir todas las pestañas y me dispongo a retomar la lectura.

*jefe se sienta al lado mío otra vez, asoma la cabeza por la pantalla y empieza a hablarme en coreano*

Hoy el jefe no es el señor con el que me divierte tener charlas inentendibles. Hoy es el tipo pesado que me habla a los gritos, que me ve que estoy escribiendo y me habla igual. Y encima en coreano, cuando sabe que no lo entiendo. Que me desenchufa la compu y me caga 15 minutos de mi día.

11 hs

Sigo sin haber hecho ni el 20% de lo que tenía pensado.

¿Por qué me habla a los gritos si sabe que no lo voy a entender?

¿Por qué hablan a los gritos entre ellos?

¿Por qué tantos ruidos juntos?

NECESITO ESTAR SOLAAAAAA.

11:20 hs

Solo tres mails leídos, larguísimos, dos de los cuales incluían:

¿Cómo hiciste para ir a Corea? ¿Cuánto sale desde Argentina? Me aburre leer. Te odio/te envidio. ¿Cuánto tiempo te quedaste en Corea, cuándo volviste a Argentina?

Otra cosita sobre el jefe: el ringtone que tiene en el celular es la canción más ODIOSA sobre la faz de la tierra. Al jefe lo llaman mínimo 30 veces al día. Al jefe le encanta esperar 5 segundos antes de atender. Es una canción que repite “honney, honney, bunny, bunny, Im your dumpling dumpling”. Encontré la original que no es tan molesta, pero el jefe tiene una versión cantada con voces metálicas o finitas…Y MOLESTAS. MUY MOLESTAS.

11:45 hs

Me paro. Lavo el plato y la taza. Voy al baño a lavarme nuevamente la cara. Me lavo los dientes. Me pongo la ropa de limpieza. Me acerco a la compu del hostel para ver las habitaciones que tengo que rehacer. El jefe me ve, se para atrás mío, me saca el mouse y se pone a buscarlo él.

No era necesario. Puedo hacerlo sola.

Termina de dictarme las habitaciones. Me dirijo al cuartito de limpieza y me armo la canastita para ir a limpiar la planta de abajo.

Hoy es domingo, hoy hay 23 camas que rehacer.

Agarro la canasta: 2 rollos de papel higiénico, cepillo para refregar el baño, dos bolsitas para los tachos de basura de los baños, dos bolsas para los tachos de basura de las cocinas, el rollo para limpiar las pelusas de las sábanas, el perfume para desparramar en las habitaciones terminadas, dos toallas limpias, 2 bolsas para los residuos de comida. Todo listo.

Agarro el celular y los auriculares porque sin música no puedo.

El celular nunca prende. No tengo tiempo de esperar que se destilde. Hoy es domingo.

Respiro.

Bajo las escaleras, llego a la primera casa. Empiezo a sacar las sábanas sucias, doblar los acolchados, juntar los papeles del piso.

Dos habitaciones limpias.

Llego a la tercera, una piba durmiendo. Son las 12:40 y el check-out es a las 11. Subo hasta la recepción para ver si me había confundido y esa cama no tenía que hacerla.

La manager me informa que esa piba y 4 pibes que están en la casa de al lado habían tenido una mega joda, que estaban destruídos y que le habían rogado por favor si se podían quedar hasta la 1 durmiendo. Ella se copó.

Bajé otra vez las escaleras, limpié los baños. Por primera vez tuve que quitar restos de un vómito de uno de los inodoros.

No importa.

Cambié las bolsas de los tachos, limpié las cocinas.

14 hs

La gente sigue durmiendo. Decido, entonces, limpiar la planta de arriba.

Vuelvo a subir, cargando las sábanas sucias, las tostadas no comidas, el pote de café vacío, las botellas de agua para recargar y volver a bajar.

Pongo las sábanas a lavar. Limpio los dos baños de la planta de arriba. Rehago 10 camas, limpio la cocina, tiendo las sábanas limpias, pongo a lavar las toallas.

15hs

Vuelvo a bajar cargando las botellas con el agua, el pote con café, 2 mermeladas sin abrir, toallas, 10 cubre camas y 20 cubre almohadas (?).

La piba sigue durmiendo. La despierto porque solo me queda una hora de trabajo y todavía tengo que hacer 5 camas y pasar la aspiradora.

La piba estaba del orto y se pone a remolonear. Voy a la otra casa, 2 pibes ya se habían levantado pero los otros dos seguían durmiendo. Les pido que los despierten.

Vuelvo a la primer casa. La piba estaba en el baño.

Saco las sábanas, pongo el cubre cama, paso el rollo, armo el acolchado, pongo la sábana nueva, tiro perfume.

Llego a la otra casa. Los 4 están despiertos.

Entro a la habitación: una habitación para 8 personas. Las 8 camas estaban ocupadas, es decir, 500 valijas y mochilas desparramadas por todos lados.

Como puedo esquivo los mil bártulos y me pongo a rehacer las camas. Me trepo a una cucheta tratando de no pisarle la cabeza al que dormía en la cama de abajo, y a la velocidad de la luz saco y pongo sábanas y cubre camas, con una mano revoleo las toallas sucias, con la otra tiro perfume.

15:45 hs

Vuelo por los departamentos pasando la aspiradora.

16 hs

FIN

Subo totalmente hecha mierda cargando el resto de las sábanas. Me desplomo sobre la mesa. Tomo agua.

Me baño un rato largo tomándome mi tiempo.

Almuerzo.

18hs

Sigo igual de somnolienta que cuando me desperté.

Quiero tirarme en la cama y quedarme viendo una peli o algún capítulo de alguna serie.

Recuerdo que todavía no hice nada para el blog.

Lavo los platos. Voy a mi cuarto (que desde hace dos días es uno temporal porque alguien había reservado hace tiempo la habitación en la que yo estoy viviendo. Hasta el jueves estoy en una habitación de 8 personas…todos pibes), agarro la compu, los cuadernos, la agenda, los marcadores y vuelvo a la mesa. Le saco la batería al celular, se la vuelvo a poner y arranca.

Me dueeeeeermooooooooooo.

Me tomo 3 cafés.

Escribo, actualizo, leo, charlo un rato con la gente hasta que se copan hablando en coreano entre ellos. Vuelvo a mis tareas.

21 hs

Recuerdo que hace días que colgué con el estudio de coreano, pero no tengo voluntad.

Voy a la convinience store y me compro un triángulo de arroz.

Vuelvo, charlo, como.

Leo, respondo, escribo. Hago skype con una amiga.

00 hs

Me doy cuenta que no salí del hostel en todo el día (salvo a comprar arroz).

Me doy cuenta que es el cuarto día de la semana que me pasa lo mismo.

Estoy en otro continente, en otro país, en otra ciudad. Me la pasé encerrada. Tranquilamente podría estar en Junín.

Me enojo.

Onnie…ONNIE

*levanto la vista y miro a una de las coreanas amigas de los que viven acá*

Onnie, moco? Try this, typical Korean soup. I’ve made it.

*prueba la sopa exquisita*

Onnie, spicy?

Nope, I can handle it! *ya me acostumbré al normal picante coreano*

*”woooooo” general*

No.

Estoy en Corea.

Estoy en mi casa temporal, estoy acá, estoy viviendo.

Lo sigo eligiendo. Por más cansada que esté, siempre va a valer la pena. Por las experiencias, por los aprendizajes, por las anécdotas, por las personas, por todo. Porque el sacrificio se compensa.

Un día en Seúl

Titín!

Comments

Comentaridijillos

  12 comments for “Un día en Seúl (cuando el cansancio es protagonista)

  1. June 23, 2014 at 9:52 am

    Flaca, la primera vez que te dejo un comentario y lo único que puedo decir es SOS UNA GENIA. Últimamente mis días son como lo que narraste (eso del malhumor, que lo más mínimo te molesta, etc) O SEA, vivo así, ponele, mi mal humor es muy grande pero después leo ésto y pienso “tenés todas las comodidades, estás estudiando para terminar y empezar algo que te guste, para seguir tus sueños. Bueno, no, no estás en Corea aunque quisieras pero mirá, Titín se la re banca allá y tiene que limpiar miles de camas para estar donde está, a pesar de que sea su pasión, es un sacrificio. Ella está lejos de su familia (más allá de que también es su decisión) vos la tenés al lado y la tratás mal SABIENDO QUE NO VIVÍS UN DÍA SIN TU FAMILIA.” Y bueno… nada, no sé porqué te cuento ésto pero me hacés dar cuenta de muchas cosas SIEMPRE, me motivás, y te juro agradezco que publiques las cosas así re graciosas porque me levantás el ánimo siempre jajajaja.
    SE ME PEGÓ EL GORRRDO, SÍ. Gracias por eso también.
    Gracias por compartir todo eso con nosotros, lo que te leemos. Nunca suelo dejar comentarios a bloggers y esas cosas pero realmente merecés que te dedique éste tiempito, y me gusta la idea de que me vas a leer y vas a estar tan agradecida como yo de que te deje éste comentario jajajaj.

    SOS LO MÁAAAAAAAAAAS TITÍN, y dejame decirte que tu carita me da ternura ;;
    Saludos gorrrrdos y cuquis (si vos tenés el gordo, yo tengo el “cuqui” jajaj) desde Entre Ríos, Concepción del Uruguay <3

  2. June 23, 2014 at 9:52 am

    Estoy agotada con tanto trabajo,me he contagiado leyèndote Titin.Para un poco ese bocho y descansà un poco,tenes todo el tiempo del mundo mujer !!!!! me preocupa tanto agotamiento ( ya se,esta vieja piensa como todas….abrigate,come bien,descansà,asì somos las madres ) pero no puedo dejar de decirlo !!!! Besos campeona !!!!!!!!!!!!

  3. SFM
    June 23, 2014 at 10:23 am

    Braaavo!!!! :))))))

  4. Michelle
    June 23, 2014 at 11:20 am

    Si Corea ya es como tu segunda casa, no creo que tengas que sentirte mal de no disfrutar un día y quedarte encerrada, al fin y al cabo desde que llegaste que no paraste un segundo, te lo mereces, disfruta todos los momentos incluso los que te quedas encerrada, te sirve para recuperar energías y disfrutar luego con más ánimo 🙂

  5. June 23, 2014 at 3:19 pm

    Fuerza! Fuerza! Fuerza! No me sale decirte otra cosa que “Fuerza Angie” . Gracias por compartir tu vida -o parte de ella – con tus lectores, siento que somos tmb responsables de ese cansancio, a veces tus lectores somos muy demandantes e inconcientes de lo que implica por ej tan solo un post en el blog… Siguen diciendote que te envidian? Siguen siendo tan pendej@s ? No se como lo soportas , yo ya las hubiera mandado a freir churros! Incluso como “fanatica” del kpop hasta ahora me rompe las bolas la inmadurez de muchas … de hecho ahora que lo pienso tengo pocas amigas kpoper y las pocas pasan los 20 y sabemos que Corea NO es solo IDOLS y DORAMAS y que es tan increible ver a Taeyang como tambien saber de un buen lugar donde comer algo típico… Gracias y realmente te digo blda esos mails no los contestes! Dedicate ese tiempo a adelantar tu proyecto , a dormir , a hacer huevo por las calles de Seul… Gracias por compartir tu cansancio tmb me siento un poco mas cerca y con el atrevimiento de decirte BLDA SOS UNA GROSA! Ya ven a venir tiempos no tan hasta las bolas ….Fuerzaaaa Angie!

  6. June 23, 2014 at 5:30 pm

    Titin creo que cuando vuelvas, si es que volves, a Argentina vas a tener un club de fans esperándote en ezeiza jajaja. Beso grande!

  7. June 23, 2014 at 6:42 pm

    Jaja por mas que me imagine tu dia no puedo creer q estes tan agotada..parece q solo trabajas d 12 a 16..y d 8 a 12? D 16 a 22? Jaja a organizar mejor tu dia..dale nena vos pods!!tns q salir todos los dias a pasear..

    • June 23, 2014 at 9:57 pm

      ¡Hola Liiiii! Trabajo desde que me levanto hasta que me acuesto (cuando me quedo encerrada). Para mí escribir, leer, responder, actualizar y eso ES trabajo. Mi trabajo es el blog, ¿por qué parece que no es trabajo? Porque lo hago gratis, pero me lo tomo como si fuera un trabajo porque es de lo que quiero vivir. Además de que es cansancio acumulado. Hace cuatro meses que salí de Argentina, en el medio tuve dos viajes kilométricos en avión de los cuales no me recuperé como correspondía, en el medio estuvo todo lo de Inglaterra. Básicamente necesitaría dos semanas de NADA. Pero siempre paso lo mismo cuando viajás. A lo último del viaje en Nueva Zelanda no podía con mi vida. No hay un día que no sea un trabajo. Una cosa es irte de vacaciones. Otra cosa es estar viajando constantemente. Te doy la mano igual en que tengo qu organizarme mejor, de hecho ayer me lo anoté. Tipo decir “le dedico solo ésta cantidad de horas” y fin. Porque realmente ya no puedo responder todo en el mismo día. Parecerá que no es nada. Pero no sé, un día ponete a leer en la compu un word con 10 hojas, después respondé cada una de esas páginas y decime cuántas horas te lleva jajaja es re consumidor. Además de que hay cosas que me preguntan que ya no me acuerdo y las tengo que buscar.

  8. Key
    June 23, 2014 at 7:58 pm

    De viaje, o en tu casa … las rutinas siempre son así… desde abril que me siento abrumada por la rutina…
    Pensa que tu tiempo en Corea es indefinido y por ahí así valoras más hasta los momentos q te rompen las pelotas como el jefe hablando a los gritos y desenchufando la pc jaja 😛
    Siempre te leo, a veces comento, a veces no… pero hoy solo quería comentar para decirte : Fighting!!!

  9. June 23, 2014 at 8:40 pm

    *aplausos*
    Este es el lado B el cual mucha gente quisiera pasar de largo y no ver en el “decime como hiciste” jajajaja pero aún así, se sigue eligiendo. Cuando sea grande quiero ser como vos! (?)

  10. June 23, 2014 at 11:50 pm

    Todos pasamos por el momento de BASTA TODO. PAREN EL MUNDO QUE NECESITO RECUPERARME. Me imagino que un millon y medio de cosas se juntan para que explotes en un malhumor terrible- Es comprendible, estas lejos, estas sola, el dia no alcanza. Y me imagino que todos esos mails de “A DONDE TE VAS, QUE HACES, ME DA FIACA LEER” deben ponerte de los pelos. Despues de todo, por algo le pones tanta energia al blog, por algo le dedicas tanto tiempo a escribir. Y lo uno con el otro post que recomendaste. Hace poco comence a sentir una leve sensacion como esa. Se que no me fui y no vivi ni la mitad de las cosas que estas viviendo y que ni nos conocemos pero lo que al principio me caia relativamente bien luego me empezo a sonar raro y hasta molesto. Yo no cumplo el “sueño del pibe” porque nado en billetes, lo cumplo porque me anime, estoy tomando riesgos y tome la decision. Cuando el ultimo pibe con el que hable me dijo “WOW, ESTAS CUMPLIENDO MI SUEÑO BLDA. YO NO PUEDO HACERLO, TE ENVIDIO”. Le pregunte porque no podia y no sabia que responderme. empezo a escupir excusas como el trabajo, la familia, que el idioma, que voy a hacer, que a esta altura de mi vida. kajshakhk me enferme. En fin, lo que quiero decir es que te entiendo e imagino que debe ser dificil. Yo te recomiendo una caminata con musica. Libre de presiones y redes sociales. Mirando alrededor, contemplando el cielo y respirando profundo. Tirate en el pasto, mira el cielo y respira al compas de la musica. A mi siempre me ayuda.
    Besos anchi. te banco !

  11. chantal
    June 26, 2014 at 4:44 pm

    Descansaaaaaaaa!
    Por qué no creas una sección en tu blog con las preguntas mas frecuentes que te hacen y las respuestas? así te ahorras volver a responderlas cada vez y tienes mas tiempo para ti.

¿Qué te pareció el post? Dale que me re dejabas tu opinión

Solo tenés que dejar tu mail y de esa forma estarás al tanto de todas mis andanzas y también recibirás contenido exclusivo *guiño guiño*