Titín vs La familia de monos (familia de monos 1 Titín 0)

El primer día que visité un parque acá en Malasia, fue el Lake Gardens. Es bastante “pequeño”, está en el medio de la ciudad y salvo el Bird Garden, no es la gran cosa. Pero como soy amante de la naturaleza, no podía dejar de ir.

Esto fue a los dos días que llegué.

Ya estaba maravillada por los sonidos de los pájaros, que son super “selváticos” y jamás había escuchado, cuando de repente veo el primer mono que me cruzaría en este viaje. Yo sabía que andaban sueltos, pero no pensé que tanto. O sea, estábamos en el medio de la ciudad. Es como si en los Bosques de Palermo vas ahí andando en bici y de repente hay un mono parado en el medio de la calle.

El mono estaba sentado en una mesa, comiendo.

Me acerqué lo más que pude, me quedé un rato wooooooo, viva la vida, la diversidad, las cosas, y seguí caminando.

Imaginen mi estado. Yo, que en Seúl casi lloro cuando me crucé una ardilla. Ahora estaba a la vuelta de casa y había un mono ahí. UN MONO.

Bueno, seguí caminando y de repente, en el medio de la calle, había un lagarto tamaño short de Angie después de Malasia. Ya era demasiado para mi felicidad animalística. Estaba que quería hacerle tirititiri a media fauna.

Volví a casa toda re borrega de primaria y al día siguiente fui a las Batu Caves.

Cuando le contaba a la gente que iba para esos lados, lo único que me decían eran “es increíble…pero cuidado con los monos”. No hubo una persona que no me dijera que tuviera cuidado.

Llegué a las Batu Caves un tanto perseguida pero curiosa. Estaba lleno de monos por todos lados, super cerca de la gente. Saqué un par de fotos, los miré y seguí mi camino.

A la ida todo bien. A la vuelta, estaba bajando ya completamente olvidada del tema monos porque no me había pasado nada, cuando de repente siento un tirón en la botella que venía cargando en la mano izquierda. Me pequé alto cagazo y al darme vuelta tenía a un mono ahí prendido del lado de la tapita.

Forcejeamos un rato, finalmente se dio por vencido y se fue. No es que sea ortiva y no quisiera compartir unos tragos con el mono. Si hubiese sido comida le daba, pero había visto miles de botellitas tiradas por ahí así que asumí que solo quería “jugar”.

*ahora se siente culpable pensando en que el mono murió deshidratado por su culpa*.

Cuestión.

Ayer decidí ir a Bukit Nanas (sí, suena a una frase de “Los Sims”), el bosque dentro de Kuala Lumpur, cuyo tramo final te deja en la KL TOWER.

Estaba re emocionada, porque amo hacer caminatas. Sabía que de todas formas estas duraban como mucho una hora pero bueno, a falta de grandes montañas, con esto me conformaba.

Al llegar a la entrada me crucé con estos dos carteles.

monos

Quienes visitan la Reserva Bukit Nanas lo hacen bajo su propio riesgo. El Departamento no se hará responsable de ningún accidente, muerte o pérdida de pertenencias. Por su propia seguridad, se le aconseja abandonar la propiedad en caso de lluvia o tormenta.

Quienes visitan la Reserva Bukit Nanas lo hacen bajo su propio riesgo. El Departamento no se hará responsable de ningún accidente, muerte o pérdida de pertenencias. Por su propia seguridad, se le aconseja abandonar la propiedad en caso de lluvia o tormenta.

De más está decir que solo me perseguí un poquito.

El minuto después de ver el cartel, mi cerebro pasó por absolutamente todas las muertes posibles: mientras doblaba la esquina, una serpiente me saltaba encima y me mordía con su veneno mortal; mientras doblaba la esquina, una serpiente me saltaba encima, yo lograba esquivarla, pero me tropezaba, rodaba pendiente abajo y me desnucaba; una araña me picaba, me dejaba con parálisis, la gente que me encontraba pensaba que estaba muerta y me enterraban viva; etc.

Obvio que entré igual.

No voy a negar que cada pequeño ruido que escuchaba asumía que iba a ser la serpiente mortal o la araña o el alacrán o todos juntos.

Después se subir una graaaaan escalera, terminé en una especie de refugio (había una casa de madera), mientras la estoy cruzando, veo que en un tacho de basura que estaba caído, había un pequeño monito. La verdad que con mi paranoia bichística, no tenía muchas ganas de sociabilizar con el mono (“sociabilizar” = gritarle titini) y como ya estaba curada de espanto y pensé que la tenía re clara, asumí que pasándole lo más lejos posibles no me iba a ni prestar atención.

Oh, pero cuán equivocada estaba.

Mientras iba más o menos dejando al mono atrás (pero a dos metros de distancia), pisé una rama y el mono se dio vuelta, se paró en dos patas y se me quedó mirando. Me intimidó un poco pero me hice la boluda y seguí caminando.

No hice ni dos pasos que en frente mío, de repente y de la nada se para, la que asumo, era la madre. Imaginen, vienen caminando la la la y de repente en frente tuyo cae un mono de los aires. Casi infarto.

Me frené en seco, nos miramos y no sabiendo muy bien si volver o seguir (atrás mío había quedado el otro mono) me corrí para el costado y seguí.

Para qué.

 La mona se puso en cuatro patas, empezó a mostrarme los dientes, chillar y moverse hacia mí. Obvio que el hijo se le unió.

Yo ya olvidada de las serpientes y las arañas y entrando en razón frente a la situación en la que me encontraba, entré en pánico. No por miedo a morir, pero miedo a que me muerdan y me agarre alguna cosa, qué sé yo.

No sabiendo muy bien qué hacer, agarré el primer palo que encontré cerca mío y empecé shuuuuuu SHUUUUUU.

(?????????????????????)

Sí, ya sé que están ahí cagándose de risa de mí, pero qué se suponía que tenía que hacer. Nunca había tenido que luchar con unos monos.

Igual sí, lo sé. Hubiera pagado para que alguien me estuviese filmando. De lejos debe haber sido re gracioso. La mina ahí blandiendo una ramita y gritando SHUUU.

Pero en fin, cuando vi que los monos cada vez que yo me acercaba se iban más atrás, empecé a ganar confianza en mi misma y entré a shuear más fuerte y tratar de correrlos para el costado para poder seguir mi camino.

Estaba ya a punto de ponerme a cantar we are the champions cuando, OBVIAMENTEEEEEE, de los árboles caen tres monos más.

Así cualquiera.

Cinco monos VS Angie + la ramita = alto fail.

Durante los primeros cinco segundos que cayeron los monos, se hizo un silencio, yo me quedé parada en seco y seguro largué grandes cantidades de adrenalina porque, al toque, los monos empezaron a correr hacia mí.

Mi fiel compañera, la ramita, voló por el aire y lo único que quedó de mí fue mi sombra. Corrí para la salida como si no hubiera un mañana.

A la mierda el miedo a las serpientes, las arañas, las pendientes…no no, corrí como nunca.

Cuestión. Nunca pude recorrer el maldito bosque y, la triste realidad, es que llegué a la KL TOWER tomándome el shuttle gratis junto con todos los turistas adinerados.

Lo admito. En vez de caminar me tomé el shuttle. Todavía no me lo perdono.

Ya tendré mi revancha. Ahora voy a googlear cómo luchar con monos así la próxima voy mejor preparada.

 Titín

Comments

Comentaridijillos

  6 comments for “Titín vs La familia de monos (familia de monos 1 Titín 0)

  1. March 19, 2015 at 10:15 pm

    Ja ja ja ja ja. Googlealo, alguien debe saber como luchar contra los monos. Siempre me cayo de risa y la paso genial con tus posteos.
    Frase para recordar “[…]Nunca había tenido que luchar con unos monos.[…]
    Que grande Titín!

  2. Vane!!!
    March 19, 2015 at 11:14 pm

    Jajajaj ay no es demasiado. Me tenté demasiado imaginando tal situaciòn. Perdon x reirme pero bueno ya te vas a tomar revancha!!!

  3. March 19, 2015 at 11:20 pm

    JAJAJAJAJAJAJA…. Presente (°o°)/ una de las que se cagó de risa con tu SHUUUU!!! Me lo imaginé y era muy gracioso aunque debe haber sido mas gracioso verlo!! Ahora por la revancha!!! Fighting Titin!!!!

  4. marie
    March 20, 2015 at 12:26 am

    Muy gracioso tintin toda la situacion!trágico cómico,pero seguro van a terminar siendo íntimos jajaja . Si googlea y tomate tu revancha!

  5. March 20, 2015 at 5:38 am

    odio los monos, los odio, LOS ODIO! les tengo odio desde que a los 3 años uno me sacó la lengua en un zoológico jajajaja
    Por las dudas, tenés la vacuna antirrábica? si no la tenés alejate lo más que puedas! el más mínimo rasguño que te hagan puede transmitir rabia… y por las dudas te tienen q clavar un suero y 5 vacunas si no la tenés (no, no acabo de ir a medicina del viajero y quedar re traumada, para nada, no.. jajaja) posta, cuidate de los monos asesinos xDDDD

  6. March 20, 2015 at 11:07 am

    JAJAJAJAJAJA, qué horror cuando cayeron los otros tres monos!!
    ¿Por qué no había aviso sobre los monos en el cartel? Yo que vos paso de nuevo por el cartel y le agrego que también tenga cuidado con los monos 😛 (o instalá cámaras por el parque para filmar cuando le pase lo mismo a otros ajjajaj)

¿Qué te pareció el post? Dale que me re dejabas tu opinión

Solo tenés que dejar tu mail y de esa forma estarás al tanto de todas mis andanzas y también recibirás contenido exclusivo *guiño guiño*