Ataques de pánico – viajar ¿se puede? – 3ra parte

Esta es la tercera parte de lo que significa vivir, convivir y sobrevivir a los ataques de pánico. Si es la primera entrada a la que llegás, te recomiendo que leas las primeras dos ediciones, para que puedas entender mi historia un poquito mejor (más ordenadamente…porque sino…vissste cómo es (?)).

Ataques de pánico – primera parte

Ataques de pánico – segunda parte

Ahora sí.

Igual, hago una pequeña breve vuelta atrás para entrar en tema.

*explicaba todo*

Hay muchas facetas en cualquier conflicto interno. O cualquier situación que nos afecte fuertemente.

Nos negamos, nos deprimimos, nos enojamos, lo aceptamos pero lo ocultamos de los demás. Nos cuesta admitirlo.

Pero si me preguntaban en ese momento, la etapa más difícil para mí era la que le seguía a la aceptación.

Está bien…tengo ataques de pánico… ¿y ahora qué? Ahora todo depende de mí… ¿y si no puedo? ¿A quién le echo la culpa? ¿Cuál va a ser la excusa?

Cuando todo quedó en mis manos tuve que decidir.

Decidí que por el momento intentaría entrar en el sistema hasta reacomodar mis sentimientos.

Consigo un trabajo, me echan por inútil, pero gracias a eso tuve una revelación: no era un fracaso porque sí, sino estaba intentando lograr algo que nada tenía que ver conmigo.

Y ahí tuve que volver a decidir.

Re-afloraron todos los miedos, las impotencias, las incoherencias de adolescente.

No quería una vida normal, los típicos horarios de ofic—…ay paren…ACABO DE TENER OTRA REVELACIÓN…soy una auténtica decadente total.

Yo no quería una vida normal,
no me gustaban los horarios de oficina,
mi espíritu rebelde se reía del dinero, del lujo
y del confort.

*se para arriba de la silla*

Y tuve una revelación…ya sé que quiero en esta vida
voy a seguir mi vocación, será la
ESCRITURA, EL MUNDO y mi comida.

PORQUE YOOOO, SÍ QUIERO TRABAJAR, SÍ QUIERO ESTUDIAR,

PERO NO ME QUIERO CASAAAAAAAR.

QUIERO ESCRIBIR SOBRE VIAJES TODO EL DÍAAA Y QUE LA GENTE SE ENAMORE DEL MUNDOOO

*después de menear un rato se acomoda y sigue tipeando*

Retomando.

Sabía lo que quería y me tocaba actuar.

Y creo que ese es un gran momento crucial de la vida de todos. Cuando te enfrentás a la revelación de lo que realmente querés…quedás ahí…paradito enfrentado a ese gigante que es “la vida que querés/el gran sueño/meta/etc.”…

Claro…pero ¿y entonces?

En mi caso tal vez me haya ayudado mi personalidad de, como buena escorpiana (?): terca del orto.

Cuanto más me cuesta algo, más lo quiero. Cuánto más difícil es, más lo voy a perseguir.

Quería viajar por el mundo. No tenía plata, no tenía el apoyo de nadie…y encima, ahora contaba con un prontuario de ataques de pánico. Faltando 4 años para empezar la travesía mundial, ya hacía mucho que no me daban ataques (dos años)… ¿pero y si volvían? No había podido estar sola en mi ciudad, con mi familia a una cuadra ¿cómo me iba a ir a otro país? ¿Y si me daban ataques y me tenía que volver, más fracasada que nunca?

Decidí que no reparar en el temita en ese momento, cuando faltaba tanto para irme todavía, era lo mejor.

Llegó el momento de viajar, me enfermé de absolutamente todo (fiebre, panza, cabeza), tuve ansiedad, pero me fui igual.

Porque siempre había querido viajar y no iba a haber nada que me lo impidiese. Honestamente, fue más un “me voy de inercia”. No voy a negar que una semana antes de volar tenía un ataque terrible de…QUIÉN ME MANDÓ, ME QUIERO QUEDAR, QUIERO A MI MAMÁA, POR QUÉ POR QUÉ POR QUÉEEEEE.

Pero me fui igual.

Y estando en viaje me pasaron dos cosas:

  • Nunca me sentí mejor. Me di cuenta que los ataques de pánico habían surgido por las presiones sociales de esa época y que nada tenían que ver con mi situación actual. Por lo que jamás aparecieron.
  • Ataques de ansiedad volvieron en forma de ficha en momentos decisivos. Pero los anticipé (la tipa era ansiosa hasta con los ataques de ansiedad…DALE ATAQUES, VENGAN RÁPIDO QUE NO TENGO TODO EL DÍA).

Las personas que hayan tenido ataques de pánico saben muy bien que una cosa es un ataque de ansiedad (la taquicardia, asfixia,) y otra muy distinta es el ataque de pánico. En general…primero te da la ansiedad y después, cuando ya no podés respirar, ahí empieza el ataque de pánico, pensás que te morís. Así de simple.

Realmente ya no me dan ataques de ansiedad casi nunca, es muy muy raro que me pase. Pero cuando me ha pasado, lo pensé tranquila. Les di la bienvenida y los entendí. Me ponía a pensar por qué me estaba poniendo nerviosa, trataba de respirar tranquila y como venían se iban. Sabía que no me iba a morir. Entendía que simplemente estaba nerviosa, entonces intentaba calmarme haciendo algo que me gustase. Si estaba escribiendo y no me daba el tiempo y tenía muchas cosas que pensar y empezaba la taquicardia, simplemente me paraba y me ponía a bailar. Me iba a charlar con alguien, lo que sea, pero despejaba, me amigaba con mi cabeza y listo.

La cabecita es todo un tema y nos puede hacer vivir cosas terribles, pero soy partidaria de que no hay nada peor que el estrés, y la pobre cabeza, que la estamos sometiendo a algo que no le gusta, no tiene otra forma que reaccionar que alterarse. Es la forma de decirte “loca…esto no está bien…no sos feliz, hacé algo, yo no quiero seguir así”.

Sé que mis ataques de pánico fueron una “cagadita” a comparación de otras personas que los sufren durante años. Lamentablemente solo puedo hablar desde mi experiencia, porque es un tema delicado y no quiero hablar sin saber.

En mi caso en particular, lo decisivo fue mi voluntad y la tercadés de querer a toda costa armonizar cabeza y corazón.

Como dije al principio de este posteo, cuando tenía los ataques de pánico, lo peor que pudo pasarme (aunque después fue lo que me ayudó a salir) fue darme cuenta que dependía de mí, porque era una miedosa fracasada y claramente no iba a poder.

Hoy en día…me encanta cuando algo depende de mí. Me encanta que no haya factores externos que alteren mis metas porque significa que todo es posible si le pongo un poco de ovarios al asunto. Obvio que es difícil y a veces es genial poder echarles la culpa a los demás. Pero al mismo tiempo ¿no es genial saber que si querés podés?

Es eso nomás. Es decir “sí…basta…se acabó…quiero vivir tranquila y hacer la mía”.

No te puedo prometer que si viajás no te va a pasar nada. Pero te puedo prometer que sí se puede, que depende de vos, pero que se puede.

No es un impedimento. Tendrás que adaptar ciertas cosas a tu viaje pero no es imposible.

Viajar (como todo en la vida) es cuestión de actitud. Gente que le falta una pierna y corre carreras, chicos en sillas de ruedas que son campeones en basket, ciegos que juegan al fútbol…vos viajás y tenés ataques de pánico.

No los uses de excusa, convertilos en tu motivación, QUE TRABAJEN PARA VOS ESOS MALDITOS.

Todo pasa primero por tu cabecita, y pensá que si realmente viajar es lo que querés…entonces tal vez esos ataques de pánico te estén diciendo justamente eso, que te vayas a viajar de una vez, que a ellos tampoco les gusta estar ahí en tu cabeza, seguro también tienen mejores cosas que hacer y otras personas a las que motivar.

Comments

Comentaridijillos

  13 comments for “Ataques de pánico – viajar ¿se puede? – 3ra parte

  1. Paz
    March 14, 2016 at 11:37 am

    “la tipa era ansiosa hasta con los ataques de ansiedad” jajaja… hermoso relato, lei los tres ni bien salieron como si fueran capitulos de una serie jaja. Sos una inspiracion para mi, a dos meses de irme a un viaje largo, tengo muuuucha ansiedad y estoy tratando de amigarme con ella! Gracias x compartir tu historia, de esa manera ayudas a los demás!

    • May 9, 2016 at 1:46 pm

      ¡Hola Paaaaz! Me alegro muchooo, y gracias por tomarte el tiempo de escribirme y leermeee 🙂

      Manteneme al tanto de tu viaje, beso enormeeee y gracias otra vez :’)

  2. March 15, 2016 at 12:12 pm

    “Todo pasa primero por tu cabecita, y pensá que si realmente viajar es lo que querés…entonces tal vez esos ataques de pánico te estén diciendo justamente eso, que te vayas a viajar de una vez, que a ellos tampoco les gusta estar ahí en tu cabeza, seguro también tienen mejores cosas que hacer y otras personas a las que motivar.”

    La mejor conclusión.
    Si bien yo no tengo ataques de pánico, tengo agorafobia (con ataques de ansiedad cada tanto), todo sale de la cabeza. Ya llevo varios años tratando de controlar los pensamientos…

    • May 9, 2016 at 2:45 pm

      ¡Hola Daniiiiii! Graciaaas 🙂

      Síiii, con tiempo. La cabecita es terrible y si la dejamos hacer de las suyas a veces nos abrumamos demasiado.

      Tenemos que entender, también, que no es algo que vaya a cambiar de un día para el otro. Pero con paciencia 🙂

      Beso grande y gracias por leerme

  3. March 15, 2016 at 8:02 pm

    Hola, leí toas las partes, te he seguido desde hace un tiempo y nunca me imagine que tuvieras ansiedad, por circunstancias de la vida caí en una depresión que actualmente se complementa con ansiedad y ataques de pánico, tienes mucha razón con lo del estrés, es algo que me esta destruyendo de apoco, durante mi proceso, los únicos momentos en los que todo eso desaparece es justamente cuando viajo, por eso hace tiempo decidí que quiero hacer un viaje largo, estoy juntando el dinero, no tanto para el viaje si no para que los que dejo atrás no sufran, y aquí estoy como hormiga trabando para ahorra lo mas posible y lograr mi sueño de un viaje largo, mientras sigo ahorrando no me detengo y hago viajes pequeños, muchas veces sola, es lo que ha mantenido de pie, ahorita ya puedo ver la meta mas cerca, pronto podre cumplir mi sueño, mi aferro a esa meta a esa esperanza, y a pesar de que actualmente siento que esos ataques de ansiedad me destruyen mas, se que en algún momento se van a detener y podre ver las cosas como realmente son, y cumpliré mi sueno.
    Si antes te admiraba, al ver las fotos de tus viajes y leer tus artículos, ahora después de conocer tu historia eres mi ejemplo a seguir y me das esperanzas de que alguien día toda esta ansiedad se va terminar y voy a estar con mochila en mano respirando tranquilamente por fin.
    Saludos !!! Eres increíble

    • May 9, 2016 at 3:33 pm

      ¡Hola Seleneeeeeeeeeeeee! Qué hermoso lo que me decís, no sé cómo agradecerte.

      Antes que nada, perdón la respuesta tardía.

      La ansiedad y los ataques son de lo peor. Quisiera aclararte que igual, no es que estoy 100% super feliz con todo, primero porque no lo creo posible, somos humanos y sentimos, y segundo porque no son cosas que desaparecen de un día para el otro.

      Yo tengo muchísimos problemas de autoestima, pero, a niveles inimaginados y es una lucha constante, todos los días y trabajo para lograr quererme así como soy, pero cuesta.

      Lo mejor es asumirmos, en las buenas y las malas, y de ahí ver qué es lo que realmente nos hace felices e ir tras eso.

      Yo sostengo que los ataques de pánico son señales del cuerpo que te confirman que lo que estás haciendo en ese momento no es lo que querés. Es como el último manotazo de ahogado para que reaccionemos y empecemos a vivir como queremos y no cómo se supone que tenemos que hacerlo.

      Te admiro muchísimo a vos también, por estar poniéndole toda la fuerza para seguir e ir tras de tus sueños.

      Mucha suerte en tu viaje largo, manteneme al tanto 🙂

      beso enorme

  4. April 10, 2016 at 6:56 pm

    Bueno Tita (le cambiaba el apodo), todo es parte de madurar, y la gente como uno (sonaba re snob pero lo digo porque nos interesa crecer como humanos XD) pasa por estas cosas.
    Yo aprendí que nada es blanco y negro, que incluso aunque -ponéle- no pudieras viajar y crees que es el fin del mundo si trabajás en un lugar común y corriente, en realidad no es así, sino que es el significado que uno le pone a las cosas.
    Y eso es lo lindo de crecer en definitiva, vas “rompiendo” esas ideas fijas que quien sabe de dónde las sacamos -sociedad, entorno, traumas de infancia, etc- y vas pintando el mundo con tus propios colores (ay qué poeta soy).

    Hace mucho no pasaba acá 😛
    ¿todo bien?
    Abrazo.

    • May 9, 2016 at 3:38 pm

      ¡Hola Soooooooool! JAJAJA que tonta.

      Síiii, tal cual, yo encima soy re dramática y siento muy fuerte todo el tiempo. Cada vez que pasa algo lindo, soy inmensamente feliz y cuando pasa algo feo…MAAAMIIITAAAA (?). Pero es una cuestión de perspectiva también.

      Gracias por pasarte 🙂

      Síii, yo todo bien (?), me voy mañana de viaje largo otra vez así que super nerviosa y ansiosa y todo junto pero bueno, ALLÁ VAMOS jaja

      ¿Vos?

  5. Ana
    May 9, 2016 at 4:34 am

    Hola <3 te comento para decirte que te leo siempre silenciosamente(?) porque sos mi viajera fav y particularmente estos 3 posts me ayudaron muchísimo (me sentí muy identificada) y cambiaron mucho mi perspectiva para mejor, tanto que la compartí con mis amigas y con gente del twitter que pasa por lo mismo, y todos me respondieron que les ayudó y animó a seguir. Así que muchas gracias y espero sigas escribiendo y publicando ♥

    • May 9, 2016 at 3:43 pm

      ¡Hola Anitaaaaaaaaaaaa!

      AY GRACIAAAAAAAAAAAAAS y gracias por compartirme, me ayuda muchísimo, de verdad.

      Gracias por estar ahí del otro lado y me alegro que te ayude.

      Te mando un beso gigante y ojalá siga teniéndote entre mis lectores por muchos tiempo, aunque sea silenciosamente jaja

      beso grande

  6. Carolina
    November 7, 2016 at 2:00 pm

    Hola! Llegué no de casualidad, si no que puse en el buscador de google viajar por primera vez al exterior sola. En realidad mi objetivo era buscar experciencias de personas que hayan viajado luego de tener ataques de pánico y episodios de depresión. Nunca salí del país, y mi primer ataque de panico me ocurrió en un viaje, estaba trabajando en tierra del fuego, debo resaltar que me estaban pasando millones de cosas y por lo visto el cuerpo y la cabeza me pasó factura. No me habia dado cuenta que eran ataques, volví a Buenos Aires y me aisle del mundo me daba miedo salir, y sentirme mal otra vez, esto fue en abril de este año. Caido del cielo mi novio que es Alemán a larga distancia siempre estuvo ahi para contenerme cuando estaba mal. Resumiendo, los ataques no me ocurrieron más a lo largo del año, sí ciertas incomodidades, empece a salir relacionarme otra vez, aunque sigo yendo a la psicologa para saber cual es el origen de esto. En fín, impulsivamente en agosto compre un pasaje a Alemania, es mi primera vez fuera del país y en europa, y estos meses, incluso ahora a un mes de irme, lo unico que pienso es en los miedos de quedar paralizada justamente por el miedo a viajar, que me agarre una ataque allá, perder la estabilidad, si es realmente lo correcto o no, o que no puedo valerme por mi misma o si me pasa algo voy a estar lejos y así puedo seguir. Pero trato de pensar en positivo y dejar que fluya.
    La verdad cuando leí el título de tu posteo, lo primero que me salió fue sonreir, porque era el titulo que estaba buscando, (ya que todo lo que buscaba por internet era muy deprimente) hasta leí dos o tres veces algunos párrafos; me siento indentificada en muchos sentimientos. Por eso te agradezco desde lo más profundo de mí que hayas compartido esta experiencia, porque ya no me siento tan sola en el mundo de los miedos paralizantes. Y que si aún sabiendo que no sabía si podía hacerlo compré igual el pasaje, es porque en el fondo algo me tiró a que lo haga. Asi que cada vez que me abataten esos pensamientos derrotistas voy a leer tu posteo otra vez y otra vez jaja.y recordar que sí se puede y que si aparecen, QUE TRABAJEN PARA MI ESOS MALDITOS!
    No dejes de escribir!! Son geniales.

    • November 7, 2016 at 3:28 pm

      ¡Hola Caarooooooooooooooooooo! SÍIII, TRABAJEN MALDITOS.

      Qué geniaaaaal. No hay que pensar tanto las cosas. Más pensamos más problemas nos hacemos (y si no hay problemas, los inventamos).

      Tranquila que no te va a pasar nada, siempre recordá que está todo en tu cabeza. Si te llegan a dar, relajate, total ya sabés qué es 🙂

      Seguro te vaya super bieeeen, te tengo fé, porque está en vos hacer algo al respecto y estabas acá, buscando sobre el tema en internet.

      A POR EL MUNDOOOOOOOOOO

      Besote grande y gracias por leerme 🙂

¿Qué te pareció el post? Dale que me re dejabas tu opinión

Solo tenés que dejar tu mail y de esa forma estarás al tanto de todas mis andanzas y también recibirás contenido exclusivo *guiño guiño*