Volver después de un viaje largo

Volver después de un viaje largo es adaptarte a una realidad que no podés cambiar.

Es enfrentarte a una parte de vos que está en tránsito, y como todo lo que está en tránsito, es inconcluso, confuso e incierto.

Volver es saber dejar ir y entender que dejaste ir sólo por haberte ido.

Volver de un viaje largo es aprender a vivir en un universo paralelo en el que parece que conocés todo porque ya estuviste ahí antes, pero que no podés entender porque funciona distinto. O funciona igual y lo distinto sos vos.

Volver de un viaje largo es entender que la vida siguió para todos, menos para vos.

Volver en tránsito es darte cuenta que estás solo. Es intentar encajar en el rompecabezas de siempre, cuando tu ficha ya no es la misma.

Volver después de un viaje largo

Es enfrentarte a preguntas que no sabés cómo responder, responder cosas que nadie quiere escuchar y escucharte decir cosas que ni vos entendés.

Porque estás en tránsito, estás cambiando, hay respuestas que no tenés. Y está bien.

Volver es entenderte en cambio. Estás mutando, no podés volver al que eras cuando te fuiste pero tampoco vas a ser alguien definitivo ahora. No podés, porque seguís viajando aunque hayas vuelto.

Volver después de un viaje largo

Volver es definitivo, o definitorio.

Es confirmar vínculos y terminarlos de cerrar.

Y darte cuenta que cuando te fuiste estabas matando, en vos y en los demás, una parte tuya que en la relación con otros era crucial.

Es tener que vivir con esta versión de vos mismo que todavía no entendés.

Volver es crecer. Es cerrar, dejar ir, adaptarte y desencajar.

Pero volver además es re-encontrar.

Es descubrir y redescubrir.

Generar vínculos totalmente nuevos o confirmar vínculos que cuando te fuiste ni sabías que existían.

Volver es disfrutar de lo nuevo en lo conocido.

Es amar lo estático y lo que ya se fue.

Pero lo más importante, volver es descubrir que en tu vida contabas con personas incondicionales que a pesar de que te fuiste, van a estar ahí para vos siempre, pase lo que pase. Y lo que pasó es muchísimo. Así que volver es saber valorar.

Volvé, porque siempre hay que volver, pero volvé sabiendo y entendiendo que te fuiste y que en realidad, nunca vas a poder volver.

——

Lecturas relacionadas:

Comments

Comentaridijillos

  12 comments for “Volver después de un viaje largo

  1. April 25, 2016 at 7:10 pm

    “Volvé sabiendo y entendiendo que te fuiste y que en realidad, nunca vas a poder volver”.
    🙂

    Amén.

  2. stefi
    April 26, 2016 at 4:20 am

    una vez lei algo q decia, volver es reencontrarte con esa q dejaste, amigarte con esa parte tuya, después de todo, nada se crea ni se destruye, todo se transforma.
    coincido angie!!! buenos caminos y vibras para ti 😉

    • April 29, 2016 at 6:08 pm

      ¡Gracias Estefiiiii! Síiiii, cuesta a veces. Tal vez no siempre amigarte pero sí aceptar que fue una parte tuya aunque ahora ya no esté. Y es aprender a dejar ir.

      Buenos caminos para vos también, beso grande y gracias por leerme <3

  3. April 26, 2016 at 8:00 pm

    Tenia algo tiempo que no te leía, desde que me fui de mochila con un par de trastos por Francia en verano 2015, quiero que sepas que eres una de las que despertó la voz dormida en mí que reventó mis entrañas para que me largara. Y ahora en mi vuelta por tu blog leo esto, sublime y sincero, que no se le puede añadir nada más porque ya todo lo dijiste.

    • April 29, 2016 at 6:09 pm

      ¡Hola Michel! Qué lindo lo que me dijiste, no sabés cuánto me emociona saber que logro inspirar gente a viajar.

      Gracias por leerme y comentarme y todo, te deseo que estés teniendo un buen regreso 🙂

  4. Caro
    May 20, 2016 at 11:51 pm

    Volver de asia…volver de animarse a viajar sola y sentir que es lo más maravilloso que te sucedió por lo menos hasta ahora. Bravo por tus palabras por que si que es difícil volver y crecer!

    • May 22, 2016 at 9:26 am

      ¡¡Hola Carooooooooooo!! Síii, la verdad que fue super fuerte. Me cayeron muchísimas fichas y entendí muchísimas cosas que habían quedado inconclusas.

      ¡Gracias por estar del otro lado! Beso enorme coreano (?)

  5. May 8, 2017 at 11:27 am

    La vida siguió para todos, y para vos también. Pero no siguió de la misma forma que para todos, entonces… cómo lo explicás?
    Es difícil volver a amoldarse, pero también es parte del desafío. Ese desafío de poder acomodar todo lo que aprendiste (desde siempre, desde chiquita) en esta nueva persona que está en proceso, aceptar ese proceso, y abrazarlo. Así como nos acomodamos a un nuevo país, una nueva cultura, un nuevo paisaje, tenemos que acomodarnos a este nuevo país, nueva cultura que considerábamos nuestra y ahora ya no lo es tanto. Con paciencia, amor, y sabiendo que es transitorio. Cuesta, pero se puede!

    • May 9, 2017 at 10:44 am

      HOLIS PAUUUUUUU. Obvio, se puede, pero mi problema es que…yo no quiero jaja no quiero aceptar que estoy de vuelta. O sea, ahora estoy mejor que hace unos meses porque me lo tomo como una etapa, pero me cuesta aceptar la realidad del no viajar.

¿Qué te pareció el post? Dale que me re dejabas tu opinión

Solo tenés que dejar tu mail y de esa forma estarás al tanto de todas mis andanzas y también recibirás contenido exclusivo *guiño guiño*