Christchurch,  Desafío Creativo,  Dinámicas Creativas,  Nueva Zelanda,  Trabajo muy duro como un esclavo

Día 10 – Me gano la vida manoseando salchichas (literal)

Anoche me di cuenta que nunca hablé bien de mi laburo actual. Así que voy a aprovechar ésto para contar un poco. Me di cuenta que el desafío me está ayudando a ponerme al día con un montón de cosas. Lo estoy usando de excusa para hablar de todos esos temas que quería abordar pero encontraba lugar ni tiempo. Bien ahí desafío, organizándome la vida.

En fin, fui a caer a una fábrica de fiambres. Lo primero que quiero remarcar es el olorcito que hay. Juro que me quiero comer todo. Fantaseo con picadas todos los días. Encima hacen salchichas y chorizos de todos los sabores, sweet chilli, garlic and onion, spicy. AHHH QUE RICOOOOO. Es una tortura. Es la primera vez que estoy en una fábrica de algo que me muero por comer. Ah y el día que hicimos picking de ciruelas…ahí también me las quería llevar todas para casa.

El laburo está bueno. Bah, la parte de poner salchichas/chorizos en paquetes. Porque no es nada complicado, por lo menos para mí, me sale bien jaja la semana pasaba empezaron dos chicas italianas y odian poner las salchichas, les cuesta contarlas. Porque el tema es que obviamente hay que ir rapidísimo porque la máquina avanza y avanza. Pero además, algunos paquetes llevan 3 salchichas pero otros llevan de a 30. Así que tenés que ir contando de a diez…cinco en cada mano y a las chapas. Cuesta es verdad. Pero yo le agarré la mano al toque y puedo poner a bastante velocidad. Mis dedos largos deben ser de ayuda para agarrar más salchichas jajaja las italianas prefieren la parte de boxing que es donde se ponen los paquetes en las cajas.

Yo esa parte la odio. Soy re inútil, me cuesta armar cajas a velocidad fábrica. Encima es armar la caja, poner los paquetes, pesarlos, imprimir un ticket, escanear el ticket y pasar la caja por la embaladora. Todo eso a una velocidad inhumana. Las señoras que están ahí hace años van a tres mil por hora. Yo no puedo.

El primer día que me pusieron quería armar rápido las cajas y se me caían, se me salían de la mano. ENCIMA ese día, mi primer día en packhouse, me pusieron con un pibito kiwi que se ve que está ahí desde hace bastante y lo odié. Me acerqué para preguntarle cómo podía ayudarlo y me dice have you done this before? No do you know how to make boxes? No *pendejo suspira a lo cansado*. Bueeeeeno hermano explicame y listo, qué tanto te cuesta. Obviamente cuando terminó de suspirar, me explicó a las chapas y pretendía que lo hiciera de entrada a toda velocidad. Volaron cajas, rompí tickets…TODO POR TRATAR DE APURARME y encima todo esto mientras el forrito seguía suspirando…la pasé re mal. Pero por suerte lo mandaron al turno de la mañana así que nunca más lo crucé.

Ayer estuve en la parte de boxing también pero con una de las minas grandes que es re copada y me tenía paciencia. Igual ahora ya voy rápido y sé armar las cajas pero ese primer día fue horrible…a mí déjenme agarrando las salchichas que para eso soy buena.

Otra parte del trabajo, una de las que más me gustan también, es la del cut down: cortar las salchichas o chorizos. Vieron que están siempre en tiras, bueno se trata de separarlas. Es la parte previa a ponerlas en los paquetes. Lo que me divierte es el sistema. Cuelgan las salchichas (o chorizos según corresponda (?)) en fierros, en una especie de tenders de metal y nos tenemos que poner de a dos. Uno de cada lado del tender e ir fierro por fierro separando. Ésto me lleva a otra cosa que vale la pena contar (?).

En la fábrica hay un coreano. Obvio. Y me odia. Obvio.

No sé por qué, pero siempre me está mirando con cara de culo y nunca me saluda. Yo llego y le digo hi y me mira y se da vuelta. Fija, los coreanos me huelen y ya me odian. QUIÉRANME COREANOS QUIÉRANME.

O sea, lo peor es eso, me mira siempre como enojado. Si por lo menos me ignorara y listo pero no, me mira con odio. En fin, él está siempre en el cut down y a veces me mandan a ayudarlo. Entonces estamos uno de cada lado del tender y al principio no ves del otro lado porque está lleno de salchichas que cuelgan enfrente tuyo pero a medida que las vamos separando, sacando los fierros y poniendo las salchichas en canastos te empezás a ver con el de enfrente…y así es como…de a poco…voy viendo dos ojos que me miran con odio…es horrible y bizarro al mismo tiempo…un coreano con un cuchillo gigante mirándome con odio entre medio de salchichas…me pone re incómoda…pero después lo pienso en mi casa, como ahora…y me cago de risa. UN COREANO ME MIRA CON ODIO A TRAVÉS DE UNA CORTINA DE SALCHICHAS CON UN CUCHILLO GIGANTE.

En fin, más allá del coreano y el otro pendejo mala onda, la paso bien. Por un lado me gustaría que me den el trabajo por los cinco días a la semana (sigo yendo solo tres) pero por otro creo que prefiero ir tres días a la fábrica y los otros dos días dar clases de inglés, que también la pasé bárbaro.

En fin, creo que mi CV neozelandés no puede ponerse más bizarro (porque ya tengo que dejar el país…) pero me re divierte. Tengo experiencia en absolutamente todo jaja Nueva Zelanda te hace multiuso.

Besos genteeeeee

Angie!

13 Comentarios