Dinámicas Creativas,  Inglaterra,  Manchester,  Reflexiones,  The Bitter-Sweet Pursuit

The Bitter-Sweet Pursuit – Día 3

El día de las noticias. The Bitter-Sweet pursuit – día 3.

Sé que en la vida siempre pasa lo mismo: períodos de sequía, períodos de abundancia. Pero, como para todo, una cosa es saberlo y otra es entenderlo/recordarlo.

Hoy fue un día muy surreal. Día 3 es un día bizarro, incoherente, genial. 

The Bitter Sweet pursuit

Si una semana atrás me hubieran dicho “Che boluda, la semana que viene te van a entrevistar de un hostel de Corea para que vayas a ayudar en el programa de “Language exchange” del café, para que ayudes a los coreanos universitarios de la zona con el inglés”, me hubiera reído hasta que se me partieran las costillas. Me hubiera caído al piso, rodado por toda la superficie hasta llegar a la escalera y caer rodando hacia abajo, riéndome y partiéndome todos los otros huesos.

Ése es el país que no quería quemar. Hoy me entrevistaron de un hostel en Corea, en Busan. La idea es trabajar a cambio de comida, alojamiento y tragos gratis los viernes (?). ¡Es buenísimo! Y lo mejor es que es para ayudar con programas de intercambio cultural. Un gran….SEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE, VAMO’ LAS PIBA’.

Hace mucho que no nombro al coreano de las salchichas, así que los pongo al día: ahora somos re amigos (?). Bah, de vez en cuando hablamos, me cuenta sus penurias amorosas y yo lo aconsejo…pasamos de que quiera asesinarme con un cuchillo a través de una cortina de chorizos, a que sea su consejera. Y hoy, después de varias semanas, me habló para preguntarme cómo estaba. Fue una señal, porque estaba a media hora de tener la entrevista con el hostel de Corea. Y CUANDO LE CONTÉ jajaja obviamente lo voy a ir a visitar. El día que me saque una foto con él se cae la internés (?).

Repito que…día tres es día surreal.

Algo que amo de la vida es las vueltas, los giros inesperados, las situaciones bizarras.

Soy una persona muy consciente de todo, y gran parte de eso se lo debo a los viajes.

Voy a repetir que hoy es día incoherente porque estoy saltando de acá para allá, pero sepan entender, estoy sobrepasada de emociones.

Repito, soy muy consciente de todo. Gracias a viajar y pasar por millones de situaciones, valoro muchísimo más lo tengo, lo que me pasa y lo que me falta.

Entiendo que todo se da, de alguna forma u otra, si ponemos 100% para buscarlo. Incluso si a veces nos desesperamos, en el fondo sabemos que los esfuerzos no son en vano.

Todavía me falta mucho porque básicamente no tengo trabajo aca. Sólo tengo una entrevista a la que asistir mañana, que es mi primera entrevista en Inglaterra, por lo que probablemente ni siquiera obtenga el trabajo, pero no importa. Las cosas están saliendo e incluso estando monetariamente desesperada, me puse una meta de 16 días y recién estamos en el día 3.

Lo que sí tengo, es un “trabajo” asegurado en Corea. EN COREA. Ay pobres coreanos…POBRES COREANOS, cuando vean lo que les espera…o sea, YO.

Dije que en este desafío estaba en búsqueda de dos cosas: de mí/de dejarme ser y de un trabajo.

¿Me estoy encontrando/dejándome ser?

Sí.

¿Por qué?

Porque cuando supe de la entrevista de Corea, lo empecé a dudar.

Angie cerebral: Y pero ahora ya estoy acá, ¿no es ridículo irme a Corea?

Angie impulsiva/pasional: PERO QUÉ IMPORTA. Te morís por estar en Corea ahora, lo sabés.

Angie cerebral: Sí sí, pero seamos coherentes. 

Angie impulsiva/pasional: Si nos morimos mañana…¿a dónde te metés la “coherencia”?

Angie cerebral: No seas extremista.

Angie impulsiva/pasional: Está bien. El punto es que…es lo que querés. Reee da ir a Corea a un intercambio. Y hasta te tiro datos “coherentes” si te pinta: encima enseñando inglés y español, que te va a venir bárbaro para mejorar las clases…y…COREA…COOOOOREEEEAAAAAAAAAA. ENTENDÉS.

Angie cerebral: Me parece ridículo.

Angie impulsiva/pasional: Y es justamente eso lo que lo hace GENIAL. Así que dejá de hincharme las pelotas y hacerme gastar libras al pedo. ACEPTÁ LA ENTREVISTA. En todo caso ni siquiera sabés si vas a quedar para el laburo.

– Fin –

¿Que si me estoy dejando llevar?

Sí. Y parece que las cosas por las que me dejo llevar son las que mejor salen. No tuve que esforzarme ni rearmar mi CV ni nada. Solo me senté en la compu y charlé con el Manager del hostel como amigos de toda la vida. Parece que la vida fluye cuando hacemos lo que queremos, no hay que forzar.

Día 3 fue/aún es día surreal, bizarro. Tuve una entrevista via skype desde Corea, tuve mi primer llamada laboral en Inglaterra, hablé por teléfono con un Glasgowense (?), sentamos los tantos con los del hostel. 

Día 3 fue productivo. Día 3 fue divertido y variado. Día 3 fue de esos días vuelteros locos de la vida que la hacen tan maravillosamente interesante (si somos conscientes).

Titín!

9 Comments