Miedos pre-viaje
Info útil

Miedos pre-viaje y cómo combatirlos

Miedos pre-viaje: una de las pestes viajeras (?)

Los miedos…los miedos rigen todo en nuestra vida y los odiamos por ello. FUERA MIEDOS FUERA, SHUUU SHUUU.

Para no irme de tema y ponerme a filosofar sobre la vida en general centrémonos en los viajes que es sobre lo que AMO hablar y sobre lo que tengo un poco de experiencia.

Si hablamos a grandes rasgos, el miedo pre viaje es básicamente el miedo a lo desconocido. El miedo a dejar lo seguro. Estás en un laburo que te aburre, que no te desafía pero te pagan bien. Sabés que no es lo que te hace feliz. Pero ¿y si te vas en busca de algo mejor y resulta que te pagan menos?

Que estés teniendo todos estos miedos, suponiendo algo que NO PASÓ, asumiendo que probablemente te vaya mal…es porque…querido amigo, tu niño interior creció.

Esta paranoia a lo desconocido es porque ya estás viejo, ya tu cabeza se aprendió de memoria todos esos miedos que de chico no sentías ni conocías pero que te fueron impuestos. Cuando tus viejos te decían “NO TE SUBAS QUE TE VAS A CAER”, obedecías por las dudas. Pero en tu cabeza estos miedos no estaban. Cuando eras chico lo único que pensabas era en lo bien que la ibas a pasar corriendo por arriba de ese tapial al que te habías subido. El viento en tu cara, la adrenalina que te producía, etc.

Ahora…

ahora que viviste y sabés que las cosas a veces salen mal: esos miedos salen solos.

¿Y si me va mal? ¿Y si no encuentro trabajo? ¿Y si no me adapto? ¿Y si extraño mucho a mi falia? ¿Y si me enfermo? ¿Y si pasa algo en *inserte país de procedencia* y no estoy?

La respuesta a todo esto es: puede ser.

Te puede ir mal, puede que no seas lo que esperabas, te podés enfermar.

Ahora te hago una pregunta ¿qué esperabas? ¿Que sea todo maravilloso y genial? No amigo. Lo de enfermar, te juro que te enfermás menos, te lo digo por experiencia, desde que dejé de viajar que voy de peste en peste.

A tu pregunta de todo está mal, la retruco y te pregunto a vos:

¿Y si te va bien? Es más ¿si te va increíble?

Los miedos pre-viaje los tenemos todos, porque es imposible no flaquear ante lo desconocido.

Si sos de los que sigue dudando de dejarlo todo y viajar, te voy a decir otra cosa: siempre podés volver. El único que se pone límites sos vos. No vas a ser un fracasado porque te vuelvas después de haber hecho el alarde de tu vida. Porque te pregunto una cosa, pillín, ¿cómo ibas a saber si te gustaba viajar o no si nunca lo intentabas? Fuiste, no te gustó, te volvés y retomás tu vida. Así de simple.

Y si vamos a algo más concreto, tampoco tenés que sí o sí dejarlo todo y viajar.

Te dejo otras lecturas recomendadas al respecto:

Viajar en bici: miedos y dudas de Por las Rutas del Mundo

Confesión Pre-viaje: Tengo muchos miedos de Caminando por el globo

¡Nos vemos de viaje!