Visita del Papa a Corea del Sur

*se pone a pensar en cómo hacer para no remarcar constantemente que todo lo que pasa es bizarro*

*no puede*

Voy a desvirtuar solo con un párrafo porque necesito aclarar una pavada rimbombante (“rimbombante” no tiene nada que ver pero recordé que esa palabra es espectacular). Seguro los que viajan hace tiempo estén de acuerdo conmigo (más que nada los que lo hacen por países que no son hispanohablantes) en lo totalmente bizarro, genial y movilizante (¿qué le pasaba con las palabras?) (¿y con los paréntesis?) que es escuchar a alguien hablando en español y más que nada en argentino. Me pasó con Cata y ahora me está pasando con Eli y ni hablar cuando fuimos a la Embajada y nos atendió el argentino. Porque o sea, durante los viajes de vez en cuando te encontrás con argentinos de tu edad pero que el que te atienda en un negocio o para hacer algún trámite sea argentino…eso sí excede lo bizarro. Qué grande el de la embajada. Me encantaría contar al respecto pero por cuestiones diplomáticas (??) no puedo.

Retomo con el punto de este post que no tiene absolutamente nada que ver con lo que dije anteriormente, salvo que se trata de otro argentino.

El lunes 18 de agosto era el último día del Papa Francisco en Seúl. La verdad que con las cosas que estuvieron pasando los días previos, con Eli estamos a mil manos y entendimos que Pancho (?) andaba dando vueltas por el interior de Corea y después venía a Seúl, pero…eh…nada que ver.

Resulta que el tipo andaba en Seúl, y las boludas ni enteradas.

El domingo a la noche estaba la Titín muy tranquila tipeando en la cocina del hostel cuando un guestalemanqueseparteenmilpedazos le pregunta de dónde era y cuando le dice que era argentina, instantáneamente le pregunta si ya había ido a ver al Papa.

No, porque estamos esperando que venga a Seúl, que según leímos llega mañana (lunes)

Eh…ya está acá…y por lo que leí se va mañana.

¿Qué?

*el pibe se pone a buscar en internet*

*encuentra la noticia*

Sí, se va mañana, va a dar una pequeña misa y después al mediodía se vuelve para Roma.

…ALTO FAAAAAAAAIIIIIIIIIIIIIIIIIILLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL

Acto seguido, le conté a Eli las novedades y decidimos que el lunes era día de persecución papística. Lo que no tuvimos en cuenta es que…iba a llover como nunca (“como nunca” = como siempre en esta época), nos íbamos a ir a las piñas con algunas ajummas e íbamos a formar parte de un pleito religioso total. Pero en fin.

Llegamos a la cita = Myeong-dong Cathedral. Estaba hasta las pelotas de gente. Claramente el Papa tiene un fandom que cualquier banda de rock envidiaría. Gente haciendo cola con varias horas de anticipación y sólo para verlo pasar en auto. EL PAPA LA ROMPEEEEE *agita con la manito*.

*se calma*

En fin.

Eran tipo las 10am. Con Eli terminamos cerca del arco que daba a la avenida principal. Imposible llegar hasta la Catedral.

Apenas llegamos, había solo una ajumma (ah, “ajumma”= es como se conoce a las coreanas de mediana edad para arriba. La palabra literalmente significa “tía”, pero se usa para todas. Están super estereotipadas y lo genial es que…el 90% son así. El corte de pelo casi siempre hasta los hombros y con permanente. En general se les dice así a las que trabajan en restaurantes, las que venden cosas en la calle y a las amas de casa. Suelen ser muuuuy mala onda, pero al mismo tiempo sobreprotectoras de cualquier persona menor que ellas). En fin, estaba la ajumma al lado nuestro, con un teléfono último modelo (como todos los coreanos) que venía hasta con antena y estaba escuchando en vivo la transmisión de la misa que Pancho estaba dando en la Catedrál. Nos acomodamos con nuestros bártulos (cámaras, lentes, cuadernos, bolsos, paraguas) y nos dispusimos a esperar.

Así son las ajummas modernas de Corea del Sur. Escuchando al Papa en vivo desde su celular con antena.

Así son las ajummas modernas de Corea del Sur. Escuchando al Papa en vivo desde su celular con antena.

En ese momento no llovía. Ah, a todo ésto la calle estaba en bajada…lo que resultó en varios calambres. Fuera de joda, la tortura que fue esperar al Papa…no me la banco ni por Taemin.

Cuando la ajumma notó nuestra presencia, primero nos miró con cara de culo, luego nos sonrió, nos preguntó de dónde éramos y después siguió en la suya.

A medida que pasaba el tiempo, de a poco se iba llenando más y terminamos rodeadas de ajummas y al lado de Eli, una coreana que tendría unos treinta y tantos.

Había pasado una hora y del Papa ni noticias.

Empezó a llover.

Todos a la espera

Todos a la espera

Instantáneamente, las 394850934 ajummas abrieron sus paraguas y nos sacaron 309484 ojos (¿cuántos ojos tenían?). Obviamente abrí el mío también (como pude).

El tema es que…paragua sobre paragua…no es una buena idea. Eli había distribuido su cuerpo debajo de varios paraguas porque estaban uno encima del otro. ¿Cuál fue el problema? Que al estar superpuestos, todos goteaban, por lo que su espalda, durante los primeros 20 minutos de lluvia, quedó bajo una gotera constante que resultó en una empapación total.

Una de las ajummas que estaba parada atrás de Eli y al lado mío, notó lo que ocurría y la cagó a pedos a la ajumma del paragua-gotera, mientras trataba de escurrirle la espalda. La de la gotera subió un poco el paraguas.

Yo estaba ahí toda hecha un bollo, debajo de mi paraguas, cuando de atrás me lo levantan con toda la furia y al darme vuelta, me encuentro con una halmoni (abuelita) mirándome con toda la furia, putéandome a los gritos en coreano y señalándome su hombro totalmente empapado culpa de mi paraguas. Entré a pedir disculpas en coreano, cerré el paraguas y quedé totalmente al descubierto, porque justo arriba mío no había ninguno que me protegiera.

A todo esto, la espalda de Eli ya era un agua total y todas las ajummas discutían entre ellas porque la de adelante no quería cerrar el paraguas y las de atrás estaban indignadísimas.

Dos minutos después, llegaron dos más y a los codazos en mis costillas y brazos, me sacaron el lugar. Yo encima estaba con mi bolso, el de Eli (así ella podía estar tranquila con la cámara), los celulares y el paragua…todo en la mano. Y el Papa que no venía.

Titín: *imaginarme toda mojada, con 39058034 cosas en la mano* Boluda, odio al Papa.

*se da cuenta lo que acaba de decir*

ME VOY A IR AL INFIERNO.

Eli, como puede, se ríe y empezamos a flashear en cómo se abría la Tierra de repente y me tragaba.

Destruidísima

Destruidísima. Ahí los bolsos estaban en el piso porque todavía no llovía…después el mío quedó en una inundación y se me mojaron todos los cuadernos…en fin.

A todo esto, había dos tipos con paraguas que estaban parados bastante atrás, pero cuando uno de los de seguridad los ve los trae al frente.

Titín: Ah bueno, ¿y éstos quiénes son?

Eli: ¡Qué sé yo! Capaz es uno que trajeron para que lo sane a la pasada.

Titín: JAJAJA “sane a la pasada”…JAJAJA el chabón pasaba asomado en el auto tipo a lo limusina tirando rayos sanadores.

*empieza a llover cada vez más fuerte*

*aparece un coreano atrás mío que me habla y me habla y me habla y me cuenta de su trabajo en China y me tapa con su paraguas*

*la coreana joven que estaba al lado de Eli, cuando escucha que pasa un chabón vendiendo pilotos, compra tres, uno para la ajumma del paraguas gotera, uno para ella y uno para Eli*

O SEAAAA…MALDITA GORRRDAAAAAA QUE LE COMPRÓ UN PILOTO PORQUE VIO SU ESPALDA EMPAPADA. AHHH COREANOSASDJFKALÑ.

Bueno en fin, sacando ese gesto gordo de lado, el resto era todo un desastre. Abuelas, tías y yo a las piñas y los codazos, bajo la lluvia y los de seguridad cagándosenos de risa. Lo único divertido, las ajummas gritando en joda PAPA SARANGHEEEEEEOOOOO (tipo “Papa te amooooo”)…JAJAJA.

Bueno en fin. En un momento, ya cansadísima de los codazos y de estar toda empapada, me fui abajo de un techo. Y desde esa momentánea posición privilegiada (re que no) pude notar varias cosas interesantes, como que uno de los de seguridad de partía pero más que nada la cantidad totalmente variada y bizarra del merchandising papesco. Remeras, morrales y banderitas con dibujos del Papa excelentes. Un morral tenía un dibujo a lo animé y decía VIVA PAPA…O SEA. Fuera de joda, el Papa en Corea tenía todo el rock.

Remera del Papa

Remera del Papa

...increíble

…increíble

Banderas Papísticas

Banderas Papísticas

 

*pone el tema de Taemín de fondo*

*menea y grita fangirleando*

*no se puede concentrar*

*baila un rato*

*respira*

*sube el volumen*

*trata de seguir escribiendo*

Bastaaaaaaaaaaa, retomando.

Habían pasado dos horas, estábamos totalmente empapadas, cagadas a piñas y el Papa que no venía. Pero ya estábamos ahí, y …onda…el Papa…en Corea…no daba irnos.

El club de fans.

El club de fans.

Cuestión, de repente noté que varias personas corrían y se empezaban a escuchar gritos. Así que…asumiendo que venía, volví corriendo a dónde estaba Eli con su piloto y todas las ajummas protegiéndola. Charlamos un rato y al toque, empezaron a pasar autos así que…claramente venía.  Al que “iba a sanar a la pasada” había desaparecido. Lo cual nos bajoneó, porque ya nos habíamos hecho la película que el Papa se iba a parar a “sanar” al chabón que en realidad no tenía nada pero bueno…nos hicimos la película igual porque…sí.

En fin. Cuando empezaron a pasar los autos las ajummas se volvieron locas y se armó pogo= yo quedé aplastada en un mar de coreanas cincuentonas que revoleaban pañuelos blancos, gritaban SARANGHEEEEE y agitaban las manos. No vi nada…solo lo que me pareció una cana papesca que se asomaba por la ventanilla de uno de los autos.

Eli tuvo la misma suerte. A ella la aplastaron contra la baranda pero con tanto paraguas y cosas nunca pudo ni sacar fotos como la gente.

Ahí adentro está el Papa...y el poli se mega parte.

Ahí adentro está el Papa…y el poli se mega parte.

La pasada del Papa duró 3 segundos y eso fue todo.

Mientras esperábamos que la muchedumbre se desarmara, vimos pasar a un piba agitándola con un cartel que leía: “IS THERE THE ASSUMPTION OF MARY TO HEAVEN IN BIBLE?” (en la parte de adelante) y atrás “READ NEW TESTAMENT! YOU GOT TO KNOW THAT CATHOLIC IS FALSE!”.

TODOS VAMOS A MORIR

TODOS VAMOS A MORIR

Llevadas por nuestra intuición de paparazis (????) decidimos seguirla porque claramente iba a terminar en quilombo. Hicimos dos pasos y nos cruzamos con otros con carteles similares y hasta uno que decía “POPE ANTICHRIST, GO HOME”.

Apocalípsis now

Apocalípsis now

Terminamos en frente de la Catedral de Myeong-dong y mientras nos sacábamos las fotos turísticas correspondientes, es decir:

Siiiiingiiiing in the raiiiin

Siiiiingiiiing in the raiiiin

y

Eliamini tini mini

Eliamini tini mini

vimos como de repente se armó el bardo totalmente predecible. Entre paraguasos, empujones y pequeñas piñas, coreanos y coreanas intentaban defender sus creencias religiosas. Todo terminó en un cura viniendo a sembrar la paz y el entendimiento mutuo, que en realidad no resultó pero sí alejó a los de los carteles.

Poniéndole un poco de resumen a la cuestión (van 5 hojas de Word, les pido sepan disculpar mi verborragia pero es que con Taemin de fondo no puedo parar (??) (fuera de joda, lo amo. TE AMO TAEMIN.)), al Papa en sí, ni lo vimos, salvo algún que otro pelo asomado por ahí, pero definitivamente fue una experiencia increíble. Jamás había asistido a una ceremonia religiosa en otro país. Incluso si ésta es la corriente religiosa mayoritaria en mi país, ver cómo lo viven los coreanos fue genial.

O sea, nos hicimos mierda, nos cansamos, nos mojamos y etc. pero valió la pena.

De hecho, a la noche, estábamos en el hostel bajando las fotos y reviviendo las anécdotas y surgió la siguiente charla:

Eli: Boluda…no doy más…y creo que tengo fiebre.

Titín: Jodeme jajajajajaja

Eli: Ay la concha de la lora, lo único que me falta…MALDITO PAPA

Titín: *se le prende la lámpara con un mega chiste, pero se tienta tanto que no puede decirlo*

*Eli se da cuenta que tal vez diga algo épico y prende la cámara y*

En fin, ya no causa tanto pero…pero…EN EL MOMENTO ERA RE GRACIOSO porque porque…sanar a la pasada y…y…

Perdón.

EN FIN.

Titín!

(dios mío…fuera de joda…Danger de Taemin…JESÚS…QUE TEMA BAILABLE JKLAÑSFDJAKLÑSDJKFLÑ DAAAANGEEEERRRRRRR)

Comments

Comentaridijillos

  5 comments for “Visita del Papa a Corea del Sur

  1. August 21, 2014 at 1:02 am

    “Te enfermó a la pasada” -con los deditos rochos! Bien piola ^^ jajajaj

  2. August 21, 2014 at 1:56 am

    Para paraaaaa entonces capaz el señor del cartel tenia razón y es el anti!!! #SEVIENEELFIN….re que jo pero bue jajaja.
    24 de Agosto fansign del principe de las hadas!!!
    TIENEN QUE ESTAR AHI CHICAS!!! 😉

  3. August 21, 2014 at 9:56 am

    Ay me encantó a mil el post con fotossss (viva Eli!) Un beso, Ju

  4. August 21, 2014 at 10:55 am

    Jajaja, q genial!!! Y ojota q es algo universal, en el Norte Argentino, y mínimo hasta la sierra ecuatoriana, a las señoras se les dice “Tías”… ligeramente interrumpido por “Mamita” (sin connotaciones extrañas) en algunos lugares bolivianos.
    Le twiteaste al Papa q lo querías ver??? Pilas ahí!
    Abrazos!!

  5. Virginia
    August 21, 2014 at 11:45 pm

    jajajajajaja como me cag#### de la risa!!! mientras leía me imaginaba a todas las ajhumas pleando!! noo fue mortal!! segui contandonos pr favoorrr!!!

¿Qué te pareció el post? Dale que me re dejabas tu opinión

Solo tenés que dejar tu mail y de esa forma estarás al tanto de todas mis andanzas y también recibirás contenido exclusivo *guiño guiño*