Corea te odio

Pisaste suelo Australiano, el primer barrio en el que te alojás: Korean Town. La primera casa que te quedás a dormir: Korean Owner.

Te mudás al segundo barrio, salís a pasear y te encontrás con: (agregar bocha de restaurants, peluquerías, etc.).

CoreaVolvés al hostel toda encendida/nostálgica/impaciente/loquita, abrís la puerta de tu cuarto y tu nueva room mate está tirada en su cama leyendo la Lonely Planet en coreano; la saludás en coreano, te mira y uohhhhhh. Y mientras se te caen los mocos le mostrás que te acabás de comprar un Shin Lamyeon y la coreana flashea y todo waaaa.

Estás en el trabajo, por lo menos 10 veces al día, los clientes son coreanos. Charlás un rato y les contás tus penurias extrañatibas.

Caminando por la calle, incluso aunque no sea la Korean Town, la mitad de la gente que te cruzás es coreana. Y vos vas llorando como pelotuda.

Corea, la re puta que te parió, me arruinaste para siempre. No sé qué me pasa.

Y me siento re culpable cada vez que me acuerdo que una fan escribió en el blog hace unas semanas “me encanta que nunca te quedás enganchada con los países que visitás y siempre querés seguir conociendo más y seguir viajando”…*mira para los costados avergonzada, se pone roja y se siente la más hipócrita*.

Lo admito, no me puedo desenganchar de Corea. No puedo.

Cuando me fui de Nueva Zelanda también me puse triste y por lo menos hasta un mes después hablaba todo el tiempo de Nueva Zelanda, pero no necesitaba volver. Nueva Zelanda me dio ganas de viajar por el mundo y conocer más lugares.

De Malasia también me puse triste. Y me gustaría volver más tiempo, pero en realidad, lo que me generó (gracias a su multiculturalismo) es ganas de conocer India y Medio Oriente. Me fui de Malasia flasheando en comida indú y las costumbres musulmanas.

Corea, lo único que me generó es ganas de volver a Corea. Me fui de Corea a la rastra y pensando en volver.

Es horrible, veo algo coreano y lloro. Tipo, de verdad eh, se me caen las lágrimas y me pongo toda desesperada.

Estoy exactamente igual que estaba a mis 15 con Inglaterra:

QUIERO IR QUIERO IR QUIERO IR QUIERO IR YA YA YA

Padres: Dejate de joder Ángeles. ¿Con qué plata querés ir? Y para lo único que querés ir es para acosar a Noel Gallagher. Dejate de pelotudear, bajá de la nube y no hinchés más las pelotas. Cuando tengas tu plata hacé lo que quieras, ahora no podés ir.

Y ahora estoy igual, necesito ir, necesito volver a Corea, ya…AHORA.

QUIERO IR QUIERO IR QUIERO IR QUIERO IR

Angeles adulta= arruinadora de cosas copadas: ¿Con qué plata querés ir? Ni si quiera te alcanza para el pasaje, ¿sos tarada?

Ángeles soñadora/obsesionada/insoportable: Vamos nadando, no me importa nada. Quiero volver. YA YA YA

*empieza a girar en el piso mientras convulsiona*

*se la llevan con camisa de fuerza*.

No pero fuera de joda. Me odio. Odio ser así de obsesionada.

O sea, se me pone algo en la cabeza…no, perdón, se me pone algo en el corazón y no puedo parar y la cabeza no puede más con los consejos y la centradés.

Sé que no puedo ir ya, pero…¿qué hago con todos estos sentimientos encendedores? Les juro que es horrible. Me odio. No sé por qué soy tan insoportable, obsesionada y cabeza dura.

Para la época de Inglaterra me acuerdo que mi viejo me dijo:

La verdad que está buenísimo que cuando querés algo hacés lo que sea para conseguirlo, pero sos insoportable. ¿No entendés que no podés ahora? ¿No podés parar?

Totalmente. Es una buena cualidad ser de las que mueven cielo y tierra cuando quieren algo, pero me pasa que además soy impaciente. Sé que acá voy a ahorrar rapidísimo y podría volver en tres meses más o menos, que no es nada. Pero… ¿cómo aguanto tres meses?

Me siento re pelotuda encima. Haber vivido tanto en Corea y casi siempre rodeada de coreanos, estoy super acostumbrada a sus modismos y sigo diciendo “sí” como coreana y hago reverencias todo el tiempo, en especial cuando entro a los negocios y me voy o digo “gracias”. Y de afuera me debo ver re pelotuda, tipo, una occidental haciendo reverencias a occidentales. Si fuera asiática, bueno, se entiende, ¿pero yo? Soy un completo híbrido. Me siento fuera de lugar. Tengo costumbres coreanas pero con cara de occidental…soy muy idiota.

Re contra quiero seguir viajando por el mundo, en especial por Asia, pero ahora…en este preciso momento, necesito volver a Corea un rato. No sé por qué.

Estoy peor que cuando me dejó mi novio. Y encima ¿cómo hago para despegarme de Corea si me sigo cruzando cosas coreanas todo el tiempo? Si la forra me persigue a donde voy.

Yo todavía no puedo creer que a los dos países que fui después de Corea, al primer lugar donde me hospedo, eran barrios coreanos. Fuera de joda ¿qué fucking chance había? No no no. No puedo más.

Corea me arruinaste forever. Vos y tu estúpida comida, y tus costumbres y las ajummas mala onda.

Te extraño y sé que tengo que despegarme un rato, pero me está costando horrores.

Le pongo onda y trato de vivir la Australian life pero lo único que hacés es tirarme coreanos encima todo el tiempo. Y me hacés llorar.

Hoy me crucé tres millones de coreanos. Me crucé cafés coreanos, restaurant coreanos. En uno vi un cartel que estaban buscando gente para trabajar. El cartel estaba escrito en coreano y entendí casi todo ¿entendés eso? LA RE CONCHA DE TU VIEJA PAÍS DEL ORTO QUÉ NECESIDADDDDDD. POR QUÉ POR QUÉ POR QUÉEEEEEEEEEEE.

Corea

AYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY.

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH

Qué cosa más desesperante.

Soy lo peor. Es horrible convivir conmigo misma cuando estoy así super obsesionada. Ya sé que soy así, cuando algo me gusta no paro y estoy todo el día pensando en eso *se balancea en el rincón repitiendo Corea*.

Por eso nunca quiero probar drogas de las heavy. Soy de las personas que prueban todo por curiosidad nomás, pero con lo obsesionada y adicta que me vuelvo a lo que me gusta, me da miedo probar y después no poder parar. A ese nivel eh. Me tengo miedo.

Y la droga de turno es Corea. Estoy más obsesionada ahora que lo que estaba antes de ir. Y eso es mucho decir, porque estaba insoportable con Corea antes.

Bueno, aprovecho a aclarar algo acá (que ampliaré en mi libro sobre Corea). La Corea que me imaginé antes de ir NO TIENE NADA QUE VER a la Corea que viví. La Corea del k-pop y los idols no tiene absolutamente NAAADAAA que ver con la realidad de Corea. Aprovecho a aconsejarles que si solo eso es lo que les gusta de Corea, entonces contraten un tour pago especial de kpop porque sino se van a desilusionar.

La verdadera Corea de las ajummas mala onda, la gente que escupe en la calle, el olor a col hervida, las halmonis vendiendo comida en el piso, lo difícil que es ser extranjero en Corea, como no podés hacer verdaderos amigos coreanos (amigos como nosotros los latinos entendemos la amistad), todo eso es Corea. Y por alguna extraña razón, ahí me siento bien. Tal vez sea porque me gusta estar mucho sola también. Bah, me encanta la gente nueva todo el tiempo y hacer amigos, pero necesito mi espacio. Y tal vez por eso estaba a gusto. No sé. No entiendo qué me pasa. Qué es lo que necesito de Corea.

Lo único que sé es que estoy todo el día pensando en Corea y necesito parar. Ya me empecé a cansar a mí misma. Tengo que asumir de una vez por todas que ahora no puedo ir.

Me voy a buscar amigos coreanos aunque sea para no perder el idioma. No sé. NO SÉEEE.

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH BASTAAAAAAAAAAAAAAA.

*respira profundo*.

Ok, se acabó. A partir de mañana empiezo la desintoxicación coreana. Para hacer esto más tolerable.

Y cuando junte la suficiente plata para darme una vueltita y visitar, lo haré y fin de la historia.

¿Quién asegura que no pase lo que me pasó la primera vez de: “voy a Corea por tres meses nomás” = se queda 10, y que “darme una vueltita” sean otros diez meses más? Nadie. Ni yo. No sé.

Tal vez después de un mes acá se me pase, me desobsesione y vuelva a Corea recién en un año, o ni vuelva.

No sé qué puede pasar. Pero por como me siento ahora…lo más probable es que apenas junte un par de miles de dólares, me tome el avión derechito a Seúl.

Comments

Comentaridijillos

  6 comments for “Corea te odio

  1. cecilia
    April 2, 2015 at 7:25 pm

    Mi nivel de identificacion es “asustante”…. con los de las drogas fue too much!! IDEM!!! Jaja
    Tengo esa misma tendencia adictiva!!! Y te entiendo perfectamente!!
    Por mi parte se acaban los FIGHTING y demases ^^ es cuestion de tiempo nomás ;).
    Iguaaaal….yo iria a ese restó a postularme 😉 jajajaja
    Vamos Angie!

  2. April 2, 2015 at 9:57 pm

    “Tengo costumbres coreanas pero con cara de occidental” … tu cara no es/parece TAAAAN occidental, eh! jajaja si hasta los mismos coreanos piensan que sos coreana…

  3. April 5, 2015 at 11:09 pm

    Titin fijate en las pequeñas pistas que te das vos misma. Vivir sorprendiendote, necesidades distintas, nuevas experiencias, etc etc etc son cosas que seguro balanceen tu DESESPERATION por Corea o por lo menos no te hagan sentir “idiota” y te definan tu próximo destino. Gracias por ser una loca sacada escribiendo, me cago de risa. Segui así!!!

  4. Richard Powell
    April 10, 2015 at 11:43 pm

    So sad Angeles! Love your description of the real Korea. E juxtaposed against with the K/Pop fantasy sheen. Enjoy your next chapter in Australia. hope yr ok?

  5. October 6, 2015 at 12:09 am

    lo mejor que podes hacer es volver a Korea 😉 a mi tambien me encanta 힘내세요 ^^~~

    • December 25, 2015 at 7:51 pm

      ¡Hola Noeeee! Sí, definitivamente volveré. No sé cuándo pero volveré. No ahora, no tengo plata y no siento que sea el momento pero sí, sé que mi historia ahí no terminó 🙂 Besoteeeeeeeeeeeeee y gracias por leerme

¿Qué te pareció el post? Dale que me re dejabas tu opinión

Solo tenés que dejar tu mail y de esa forma estarás al tanto de todas mis andanzas y también recibirás contenido exclusivo *guiño guiño*