Argentina, volver y yo

Estoy en Argentina por tercera vez desde que en 2012 dejé todo y me fui a viajar por ahí.

Argentina

Cada vez que vuelvo es todo un tema, pero obviamente las sensaciones y lo que pasa por dentro va cambiando.

Definitivamente cada vez vuelvo mejor, y con “mejor” me refiero exclusivamente a la relación conmigo misma.

La primera vez que volví (octubre de 2013 – Volver) estaba totalmente desquiciada, deprimida y muy perdida. Pensaba que volver era no poder volver a salir. Que volver era perder todo lo que había logrado cambiar cuando me fui, que esa Angie de viaje era solo una ilusión, una parte de mi misma que existía en algún paraíso muy poco tangible y que moriría lentamente cuando la rutina, la negatividad, la sociedad a la que le había escapado me volviese a atrapar sin que me de cuenta.

La pelea me costó bastante (internamente) y finalmente pude volver a salir.

La segunda vez que volví, me había ido hacía tanto tiempo ya (febrero de 2016) que volví totalmente en modo viaje. Iba en el bondi de Retiro a Junín como si estuviese en el medio de Kosovo. Estaba mejor conmigo misma, había vivido muchísimas cosas, finalmente había viajado sola y volví convencida que la sociedad esa mala malota (?) ya no tenía ningún efecto en mí. A la semana de llegar seguía feliz, le escribí a Argentina este posteo Argentina en 5 sensaciones y me dediqué a disfrutar lo distinto y extranjero que se sentía todo.

Pero los meses fueron pasando, la gente volvió a llenarme de “pero ¿por qué no te quedás? ¿Cuándo vas a asentar cabeza? No tenés nada ¿si te pasa algo? Estás loca” y mi dudas volvieron a aflorar.

No sé, NO SÉEEE, no me acuerdo por qué viajo, o sea me acuerdo pero no lo siento ¿y si es verdad? ¿Y SI VIAJO POR COSTUMBRE? ¿Y SI EN REALIDAD NO ME GUSTA? NO ME ACUERDO. ME QUIERO IR. ME QUIERO QUEDAR.  

Una noche de insomnio fuerte y artístico me obligó a escribir esto: Volver después de un viaje largo y logré poner los sentimientos en perspectivas.

Me di cuenta que no me acordaba porque justamente no estaba viajando. Me di cuenta que me había hecho un mambo gigante con muchos “¿y si…?” cuando en realidad esas preguntas ni siquiera habían salido de mí.

Esta vez volví en una armonía total, y eso que fue la vez que volví más rápido (la vuelta se aceleró por problemas familiares). Lo que pasó (creo) es que fue la primera vez en mis años de viaje que viajé tanto sola e hice cosas que jamás me hubiese imaginado, ni me hubiese creído capaz de hacer.

Moverte viajando

En estos 7 meses de viaje entre vuelta y vuelta a Argentina hice de-fucking-todo (?): viajé muchísimo, me moví bastante, viajé de todas las formas posibles, dormí en miles de lugares distintos, me perdí, lloré, viajé sola, con amigos, en familia, trabajé, pasé un cumpleaños. Este año me recontra cagó a trompadas pero me da la sensación que crecí 10 años. Que aprendí tanto sobre el mundo, la gente y yo misma, como si en vez de 7 meses hubiesen pasado 7 años.

Y ahora estoy acá otra vez, y en solo 4 días de haber llegado, para mí darme cuenta que estoy en Argentina hasta ahora fue:

Prender la tele los sábados y ver los Simpsons 6 horas seguidas (no me juzguen pero es algo que extraño horrores cuando viajo…MI VIDA SE SIENTE VACÍA SI NO HAY UN HOMERO DICIENDO D’OH O UN BART HACIENDO LO SUYO)

Tomar mate absolutamente todo el día

Argentina

Ir caminando a la casa de mis amigos

Que la gente que me cruzo por la calle y la que me atiende en los negocios, no solo habla español, sino que encima…hablan en argentino

La sensación de familia y amigos en los reencuentros

Comments

Comentaridijillos

  5 comments for “Argentina, volver y yo

  1. María Canavar
    December 5, 2016 at 10:30 am

    Angie cuando me pueda volver a ir y escaparme (por ahora sigo de nuevo presa en Argentina) me gustaría cruzarme en algún viaje.
    A mí también mr ha pasado de gente cuestionándome por que viajo, cuando me voy a dejar de joder, conseguir un trabajo estable y bla bla bla… pero mi gran pregunta es: qué conseguiría acá quedándome que no ganaría afuera? Qué es lo fascinante de quedarse fijo acá y laburar? Laburar para qué? Es como que no lo entiendo. Y si les preguntas para qué laburar fijo y establecerse la gente no lo sabe. Es lo que hay que hacer, no lo que quieren hacer. Es muy difícil ir contra la corriente de lo que la sociedad quiere que hagas. Pero acá estamos los luchadores.
    Yo creo que jamás se podrá poner en palabras las cosas que uno aprende viajando; porque no es sólo ‘irse de joda a viajar y chau’: es aprender sobre la gente, que te cambie la cabeza sobre cómo ves las cosas, adaptarte, aprender de vos mismo y conocer tus limitaciones, bancarse por uno mismo sin nadie atrás, ser responsable de las acciones que tomas, es mucho y creo que todo lo que acabo de nombrar no tiene se todo porque es incluso mucho más que eso. Es crecer (Cerati de fondo haciendo el ‘uuuuhhhh’)
    En tanto y en cuando sigas encontrando placer en viajar, el resto, todos aquellos que de quedaron y nunca hicieron la experiencia, son de palo.
    Ahora mi pregunta es: cómo carajo hacemos guita de nuevo para irnosssssss? JSJDNDJEJDJJDND
    Beso loca

    PD: adaptarse de nuevo a Argentina es una paja, yo volví hace 4 meses y todavía me sigo sintiendo turista, horror

    • December 5, 2016 at 10:33 am

      MAAAAAAAAAAAAAAL. Bueno…en mi caso, jamás vuelvo sin el puchín que me permita comprar pasaje de salida, JAMÁS jajaja

      La plata la hice en Nueva Zelanda y Australia y la gasto viajando pero cuando sé que tengo que volver me guardo el billete de salida. Si no no vuelvo, acá en Argentina es imposible ahorrar para salir otra vez a menos que labures mil años. Y LA VIDA SOLO DURA 80 CON SUERTEEEEEE AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH *se desespera*

  2. Flopoi
    December 5, 2016 at 11:12 am

    Que lindo! Me genera emociones encontradas (muchas). Me haces pensar en la canción de los pericos “sin cadenas”. 😘

    • December 5, 2016 at 2:08 pm

      ¡Hola Flooooo! Síiii, es una generación constante de sensaciones esto de ir y volver. Y todos lo vivimos distintos. Sin cadenas igual me parece una excelente forma de agrupar la mayoría de los sentimientos jaja besote enorme y gracias por leerme 🙂

  3. Matias
    December 7, 2016 at 12:46 pm

    Que grande! No sabia que eras de Junin (Yo soy de OHiggins, cerquita 35km, me fui a vivir a los 18 a Bsas y siempre vuelvo a visitar a la flia y amigos)… Te mando un abrazo y que sigas viajando cuando soluciones tus problemas. Saludos!!

¿Qué te pareció el post? Dale que me re dejabas tu opinión

Solo tenés que dejar tu mail y de esa forma estarás al tanto de todas mis andanzas y también recibirás contenido exclusivo *guiño guiño*