Los gajes del oficio (y los gajos en las manos, pies, por culpa del oficio) Mi CV kiwi

Vieron cuando uno piensa a futuro y se imagina posibles situaciones de su vida como “tipo de trabajos que puede llegar a hacer”, experiencias que se pueden llegar a vivir, lugares que en una de esas se pueden visitar…bueno…vieron esa frase la realidad supera la ficción, yo diría también que la realidad suele superar a la imaginación.

Más allá de que soy una persona random en sí (?), onda, siempre me pasan cosas que nada que ver, desde que estoy en Nueva Zelanda hice cosas que jamás pensé que iba a hacer, ni se me podrían haber cruzado por la cabeza. Ahora que lo pienso, en Argentina trabajé como usher para el Cirque du Soleil y también para recitales como el de Bon Jovi y el de Pablito Mc Cartney en River, también el de los Jonas Brothers (puede leer esa historia acá 🙂) y después para U2 y Muse, Guns & Roses y Pearl Jam en La Plata, pero bueno, ésto es más random.

Así que sin más perorata de por medio les presento a mi currículum neozelandés…que vaya uno a saber para qué me irá a servir en un futuro.

Julio de 2012 – Octubre de 2012: Canker Patrol in an apple orchard, Motueka.

Mi primer trabajo consistió en ser una doctora de árboles de manzana. Tenía que recorrer las filas de árboles chequeando si tenían canker, una enfermedad traída de Europa. Dependiendo la ubicación de la “infección” teníamos que tomar diferentes medidas. Si el paciente (?) solo presentaba canker en sus extremidades, teníamos que amputarlas. Luego de cortar, debíamos aplicar backseal para sellar la herida. Si ya el paciente era terminal, es decir, tenía canker no solo en las extremidades sino en todo el cuerpo, debíamos…matarlo. Bah, perdón me corrijo. Dependiendo también el tamaño del árbol, si era pequeño sí, debíamos liquidarlo, pero si era un árbol grueso, debíamos tratar de limpiarle todas las infecciones porque probablemente ese árbol podía sobrevivir con canker y todo. Entre los músculos que desarrolé en esos cuatro meses, cabe destacar mi antebrazo de jugador de tenis y mis altas gambas de tanto caminar. Un promedio de 20km por día.

Oficio

  • Pros: Trabajar al aire libre, pagaban por hora, el manager era súper relajado, además había viernes de cervezas para nosotros y hasta una barbecue cuando terminó la temporada, vivíamos en un hostel que estaba prácticamente dentro de la orchard por lo que siempre iba a trabajar caminando o en bici y no tenía que levantarme con mucha anticipación, el grupo de trabajo era genial, trabajámos 8 horas de lunes a viernes y medio día los sábados, oficina con café, leche y té gratis en los smockos. También dormir como bebe todos los días porque volvés reventado.

  • Contras: Las típicas de trabajo de campo…en la isla sur de NZ…en pleno invierno. Arrancar a laburar con temperaturas bajo cero (esos días en los que tres pares de medias termales, polera, remera, remera II, campera, campera II, gorro, bufanda, dos pares de guantes, dos calzas y un jogging no son suficientes), lluvia que te caga días de trabajo, dolores de músculos que ni sabías que tenías hasta ese momento. Personales: engordamiento (?) abrumador (me clavé 10 kilos de más en esos cuatro meses).

  • Conclusión personal: Por todas las características que reunieron estos cuatro meses, decido colocar mi trabajo en Motueka como mi segundo favorito de Nueva Zelanda.

Octubre de 2012 – Noviembre de 2012: Woofing en un hotel, Matawai, Gisborne.

Antes que nada, Woofing es trabajar un promedio de cuatro horas por día a cambio de alojamiento y comida. Nosotros lo hicimos en un hotel, ubicado en el medio de la nada, donde no había ni señal de celular. Fue una experiencia interesante pero decididamente para no hacer por más tiempo que un mes. Las tareas que hicimos fueron de limpieza general del hotel, atender el bar, preparar las comidas y oficiar de mozos en las noches de mucha gente y además algunas tareas de reparaciones y mantención y jardinería.

  • Contras: no se generan ingresos. Si bien no se gasta porque te brindan comida y alojamiento, tampoco entra dinerillo, por lo que si la idea es ahorrar, conviene hacerlo solo entre dos a cuatro semanas. En mi caso particular, la contra es que quedaba alejado de TODO y a veces era aburrido porque no había nada para hacer. Asumo que si hubiésemos tenido auto o licencia (porque nos ofrecían sus autos), hubiera sido otra cosa, pero como solo estábamos a pata y la ciudad más cercana estaba a 70 km estuvimos prácticamente en un retiro por un mes. Otra contra fue que el hotel estaba embrujado así que tuvimos un par de momentos paranormales que me asustaron jaja. Fuera de joda, pueden leer sobre eso acá 🙂

  • Pros: hablando de los woofings en general, me parece que son una re buena opción para convivir con la gente local y aprender de su cultura. Por ese lado fue una re buena experiencia. La dueña del hotel y su hija fueron súper hospitalarias, siempre llevándonos o recomendándonos lugares y cosas para hacer.

  • Conclusión personal: Recomiendo hacer un woofing para convivir con los kiwis o maoríes, para aprender y compartir experiencias de vida. Pero en mi opinión, como dije, lo haría por solo entre dos y cuatro semanas.

Diciembre de 2012 : Tree training y actividades de maintenance en una apple orchard; Hastings.

Pleno enero, plena Hawkes Bay…calor insoportable. En la orchard de manzanas el trabajo estuvo relativamente normal (evaluando la cuestión de dolores musculares).

En lo que respecta al laburo en sí, primero hicimos “tree training” que es atar las ramas de los árboles con unas sogas, bastante fácil, pero la rutina de siempre (árbol, por árbol en filas interminables de árboles). Obviamente que después de sólo dos horas ya tenía callos hasta en las uñas.

Luego nos cambiaron a otro laburo, en otra orchard. Teníamos que poner unos ganchitos de metal en el tope del árbol. El primer día volví a casa hecha mierda…me dolía absolutamente todo, en especial los gemelos, que no me daba cuenta bien porqué. Porque o sea, estábamos las 9 horas caminando, árbol por árbol, pero me deberían doler las piernas en general. Y al día siguente…me di cuenta. A mí, con mi estatura de chichón de jardín (?) los topes de los árboles me quedaban un toque altos, entonces, árbol por árbol, me tenía que parar en puntas de pies. Había un promedio de 7 árboles por bay cada fila tiene más o menos 25, 30 bays…yo hacía 7 filas por día…o sea…hice puntitas de pies aproximadamente 1.323 veces.

  • Pros: Me pagaban por hora y eran 9.5 horas por día, por lo que al final de semana era bastante buena platita. Teníamos la oficina con café y té gratis, y varios viernes de cerveza también.

  • Contras: El ambiente no me gustó mucho. Como que fue todo más “empresarial” en comparación con la otra orchard en la que trabajé. Y los dolores musculares de siempre.

  • Conclusión personal: Lo coloco en el tercer lugar, ya que aunque no la pasé muy bien en el sentido general, me pagaron por hora por lo que todo era bastante relajado.

Enero de 2013: Weeding en una onion orchard, Hastings.

Oficio

El laburo más insalubre que hice en NZ. Como siempre, caminando ocho horas entre filas de vegetales (antes frutas)…pero…dos MEGA contras que se sumaron (que en las manzanas no pasaba): como las cebollas están en el piso, 1: tenía que estar agachada todo el día (RODILLAS Y ESPALDA A LA MISERIA) 2: no había una puta sombra…todo el día al rayo del sol. Teníamos que ir caminando entre las filas sacando maleza, porque aparentemente les sacan nutrientes a las cebollas. Era caminar un poco, agacharme hasta el piso a arrancar maleza, pararme y seguir caminando, agacharme otra vez…y así sucesivamente. Además de la espalda hecha mierda (por la postura y porque me insolé) y las rodillas gastadas, también me salieron dos ampollas en los dedos…ay ay ay…esta vida de laburante en serio. Sospecho que Nueva Zelanda me debe estar quitando como cinco años de vida…pero, este currículum bizarro no me lo quita nadie.

  • Pros: Trabajo por hora, otra vez eran 9.5, otra vez al final de semana la cuenta bancaria era muy linda. Fin de los pros. Ah no, bueno…acá puedo agregar que un día fuimos a trabajar con una máquina que fue demasiado genial. Parecía un mega transformer re cool (?).

Oficio

  • Contras: Todo el resto. Pleno enero trabajando al rayo del sol sin sombra alguna, laburo super insalubre. No había ni oficina ni nada. Ah, ni tampoco había baño, por lo que siempre terminábamos en las malezas. Cuando estaba indispuesta la pasaba bárbaro…*sarcasmo*.

  • Conclusión: Sacando el detalle de que me pagaban por hora, por lo que no tenía presión, éste definitivamente es el peor trabajo que hice en Nueva Zelanda (aunque digamos mejor que en este primer puesto tengo dos empatados). No lo recomiendo para nada. Seguro habrá otros peores pero bueno, las cebollas te arruinan.

Febrero de 2013 – Abril de 2013: Corn production, Blenheim.

Trabajamos en la parte de producción de la fábrica de choclos. Consistía en el control de calidad de los choclos, es decir, estábamos parados frente a la línea que pasaba de a cincuenta choclos por segundo y teníamos que sacar los feos, los cortados, los deformes  y demás.

  • Pros: Nos pagaban por hora. Como el trabajo era adentro, la lluvia nunca fue un problema. También teníamos oficina con café, te y leche gratis. Teníamos tres smockos pagos de 15 minutos cada uno. Ocho horas por día y a partir de las 40 horas, las siguientes se pagaban como horas extras. Es decir que si trabajabas el finde cobrabas un poco más. Además, justamente eso, te daban la posibilidad de trabajar el fin de semana si querías.

  • Contras: Como nunca habíamos trabajado en fábrica, el ritmo y el encierro nos mató. En las fábricas el ritmo te lo marcan las máquinas, y las máquinas no paran, that is to say…vos tampoco parás. Durante esos tres meses tuve demasiadas contracturas en el cuello (por estar tanto tiempo mirando para abajo) y mucho dolor de muñeca tanto revolear choclos. Deberíamos ver un promedio de 1.000.000 de choclos por día. Por las noches cerraba los ojos y veía choclos pasar…para dormirme contaba choclos *uuuun choclo se balanceaba sooooobre la tela de una araaaañaaaaaa*

  • Conclusión personal: Si bien fue “torturador”, no es tan grave, y realmente parece que el cuerpo se acostumbra. La gente es buena onda, la empresa es super limpia y profesional (se profesional Juanelo). Además el hecho de estar en una fábrica te da la estabilidad de saber que trabajás sí o sí de lunes a viernes. Para poder ahorrar, lo recomiendo y lo coloco en el tercer lugar de mis trabajos preferidos. La temporada de choclo es de febrero a mayo.

Abril de 2013: Cellar hand en la Vintage, Blenheim.

El laburo más “profesional”, estresante, demandante e interesante que hice en Nueva Zelanda. De hecho, fue una de las mejores experiencias laborales de mi vida (junto con el Cirque du Soleil). Entre mis tareas se encontraba todo el paper work una vez que las uvas llegaban, desde preparar las adiciones para agregarle, tomar muestras en los tanques, hacer dips (medir la cantidad de vino en los tanques), tomar la temperatura de los vinos hasta trabajo físico como los plunges (que ayudaron a que J-lo volviera a aparecer (?)), armar las líneas, los dig outs y la limpieza en general. Fueron sólo 18 días de trabajo, ya que arrancamos cuando la vendimia estaba por terminar, pero fueron días super intensos. Trabajábamos 12 horas por día, turno noche, sin días off, así que esos 18 días fueron de corrido.

Oficio

  • Pros: Nos pagaban por hora, bastante por arriba del mínimo, por lo que en esos 18 días hice la misma cantidad de plata que hubiera hecho en mes y medio en cualquier otro trabajo. El ambiente fue el mejor. Como pasábamos más tiempo en el trabajo que en nuestra propia casa, te encariñabas demasiado. Además no sé si será característico de todas las vendimias (porque ésta fue mi primera) pero la verdad que TODOS fueron super amables conmigo. No sólo teníamos café, te y leche gratis, sino que también nos daban la cena. Además, como dije anteriormente, como estábamos 12 horas ahí, no nos quedaba tiempo para salir a hacer nada, por lo que no gastábamos plata, ni siquiera casi en comida ya que nos la daban ahí. Fue un gol por donde se lo mire. Aprendí muchísimas cosas. Y como el trabajo era tan variado, esas 12 horas se me pasaban muchísimo más rápido que las 8 horas en los choclos.

  • Contras: Sólo fueron 18 días jaja Objetivamente, fue muy desgastante, 12 horas, turno noche, sin días off fue intenso. Lo banqué porque el conjunto de factores no altera el producto (?), no porque el conjunto de factores lo hacía llevadero pero realmente hay que tener aguante. Otra contra que le vi es que la empresa era un toque desorganizada para algunas cosas, pero más allá de eso, fueron todos pros para mí.

  • Conclusión personal: Lo repito, fue el mejor trabajo que hice acá y en toda mi vida. Por la adrenalina, por el trabajo en sí, por la gente, por lo que aprendí y bueno, por la plata. Con Aníbal estamos pensando en hacer vendimias por el mundo. Me pareció demasiado interesante. Nunca había sido una fan del vino, por lo que la verdad no tenía mucha idea más de que uno es tinto y el otro blanco. Pero ahora puedo diferenciar entre tipos de vino, tipos de uva, los distintos procesos y quisiera aprender mucho más sobre el tema. Pero en fin, lo archi mega super recomiendo.

  • Para leer sobre este trabajo en particular, click acá 🙂

Mayo de 2013 – Junio 2013: Wrapping en viñedos, Blenheim.

He aquí el otro laburo que ocupa el primer puesto de los peores que hice en Nueva Zelanda junton con las cebollas. En realidad, más que el laburo en sí, es todo el resto, y la parte de que nos explotan por nada, como si fuéramos inmigrantes ilegales.

Oficio

Consiste en atar las ramas de los árboles en el alambre. La verdad que, sí, el trabajo en sí no está tan mal, además le estoy agarrando la mano y voy bastante rápido y ya no me molesta tanto pero nos pagan para el culo. Y de ahí que, el hecho de trabajar las primeras horas a temperaturas bajo cero, super apurada, sin motivación hace que la pase peor. En Motueka también pasaba frío y costaba físicamente, pero sabía que a fin de semana iba a ganar lo que correspondía. Ahora la paso mal y encima por nada.

  • Pros: …no sé…que por lo menos tengo trabajo. Bueno, vamos a decir también que los paisajes son bonitos.

  • Contra: Todo el resto. Ya que, repito, todas esas molestias comunes a todos los trabajos en el campo se hacen más insoportables sin encima no nos pagan.

  • Conclusión personal: vete al demonio contractor.

Junio de 2013 – Agosto de 2013 Packing and Slice department, Verkerks, Christchurch 

Éste fue uno de los mejores también, porque entre el coreano, los chilenos y las viejas buena onda la pasé bárbaro 🙂

Es una fábrica de fiambres. Lo primero que quiero remarcar es el olorcito que hay. Juro que me quiero comer todo. Fantaseo con picadas todos los días. Encima hacen salchichas y chorizos de todos los sabores, sweet chilli, garlic and onion, spicy. AHHH QUE RICOOOOO. Es una tortura. Es la primera vez que estoy en una fábrica de algo que me muero por comer. Ah y el día que hicimos picking de ciruelas…ahí también me las quería llevar todas para casa.

El laburo está bueno. Bah, la parte de poner salchichas/chorizos en paquetes. Porque no es nada complicado, por lo menos para mí, me sale bien jaja la semana pasaba empezaron dos chicas italianas y odian poner las salchichas, les cuesta contarlas. Porque el tema es que obviamente hay que ir rapidísimo porque la máquina avanza y avanza. Pero además, algunos paquetes llevan 3 salchichas pero otros llevan de a 30. Así que tenés que ir contando de a diez…cinco en cada mano y a las chapas. Ahora, la parte del boxing, te la regalo. Soy re inútil, me cuesta armar cajas a velocidad fábrica. Encima es armar la caja, poner los paquetes, pesarlos, imprimir un ticket, escanear el ticket y pasar la caja por la embaladora. Todo eso a una velocidad inhumana.

El primer día que me pusieron quería armar rápido las cajas y se me caían, se me salían de la mano. ENCIMA ese día, mi primer día en packhouse, me pusieron con un pibito kiwi que se ve que está ahí desde hace bastante y lo odié. Me acerqué para preguntarle cómo podía ayudarlo y me dice “have you done this before?”, “No”, le respondo. “Do you know how to make boxes?”, No”, vuelvo a responderle…

*pendejo suspira a lo cansado*.

Bueeeeeno hermano explicame y listo, qué tanto te cuesta. Obviamente cuando terminó de suspirar, me explicó a las chapas y pretendía que lo hiciera de entrada a toda velocidad. Volaron cajas, rompí tickets…TODO POR TRATAR DE APURARME y encima todo esto mientras el forrito seguía suspirando…la pasé re mal.

Otra parte del trabajo, una de las que más me gustan también, es la del cut down: cortar las salchichas o chorizos. Vieron que están siempre en tiras, bueno se trata de separarlas. Es la parte previa a ponerlas en los paquetes. Lo que me divierte es el sistema. Cuelgan las salchichas (o chorizos según corresponda (?)) en fierros, en una especie de tenders de metal y nos tenemos que poner de a dos. Uno de cada lado del tender e ir fierro por fierro separando salchichas. Ésto me lleva a otra cosa que vale la pena contar (?).

En la fábrica hay un coreano. Obvio. Y me odia. Obvio.

No sé por qué, pero siempre me está mirando con cara de culo y nunca me saluda. Yo llego y le digo hi y me mira y se da vuelta. Fija, los coreanos me huelen y ya me odian. QUIÉRANME COREANOS QUIÉRANME.

O sea, lo peor es eso, me mira siempre como enojado. Si por lo menos me ignorara y listo pero no, me mira con odio.

En fin, él está siempre en el cut down y a veces me mandan a ayudarlo. Entonces estamos uno de cada lado del tender y al principio no ves del otro lado porque está lleno de salchichas que cuelgan enfrente tuyo pero a medida que las vamos separando, sacando los fierros y poniendo las salchichas en canastos, te empezás a ver con el de enfrente…y así es como…de a poco…voy viendo dos ojos que me miran con odio…es horrible y bizarro al mismo tiempo…un coreano con un cuchillo gigante mirándome con odio entre medio de salchichas…me pone re incómoda…pero después lo pienso en mi casa, como ahora…y me cago de risa. UN COREANO ME MIRA CON ODIO A TRAVÉS DE UNA CORTINA DE SALCHICHAS CON UN CUCHILLO GIGANTE.

Pero en fin, la verdad la pasé bárbaro y hasta me ofrecieron la visa de trabajo, que nunca acepté, para después arrepentirme, obvio, pero así es la vida jaja (?)

Para cerrar toda este choclazo laboral, quiero remarcar que más allá de los vaivenes siempre pude tener trabajo. Y además, más allá del sufrimiento, todas fueron experiencias enriquecedoras. Personalmente, siempre supe que cuando quiero algo lo busco y hago lo que sea, pero hasta hoy en día me sigo sorprendiendo de mí misma. A veces mientras desayuno a las seis de la mañana y veo que hace menos 4 grados y los vidrios están todos escarchados y estoy por ir a trabajar, me detengo a pensar que ¡¿posta…posta estoy haciendo ésto…QUIÉN CARAJO ME MANDA¡? Mientras observo a lo lejos a mi cama todavía calentita. Pero lo que más me sorprende es que…me mando yo misma. Y cada vez que siento que soy una vaga, me recuerdo a mí misma las cosas que me banqué éste año y las que me estoy bancando y la verdad…me siento orgullosa. GO ANGIE GO ANGIE

Nueva Zelanda me está arruinando físicamente, bah, aunque también me está entrenando bastante, pero nada quita el aprendizaje y crecimiento personal que tiene el hecho de laburar de esta forma.

Feliz primero de mayo para todos (?)

Angie!

Comments

Comentaridijillos

  26 comments for “Los gajes del oficio (y los gajos en las manos, pies, por culpa del oficio) Mi CV kiwi

  1. June 2, 2013 at 11:48 pm

    Se profesional Juanelo!! Jajaj, muy bueno!
    Saludos

    • June 2, 2013 at 11:55 pm

      Siempre tieene que haber alguna referencia a los Simpsons, sino no tiene gracia jaja Gracias Agustíiiiin, beso enorme!

  2. Florencia
    June 3, 2013 at 11:42 am

    como es esooo que trabajaste con el cirquee ????? Soy fan nº 1 de las piruetas!!
    Muy interesante tu CV. La verdad es que desde aca uno piensa que es todo joda, pero hay que romperse el lomo muchísimas veces. Leer esto te hace caer un poco en la realidad ! .#ANSIOSA POR IRME!

    • June 4, 2013 at 9:33 pm

      ¡Hola Flor! JAJAJA trabajé pero como acomodadora eh, no me pienses dando vueltas por los aires porque no fue así. Igual…lo mejor de todo fue que me vi las funciones todos los días.

      Respecto al laburo, sí, por lo menos la parte campo cuesta físicamente pero el hecho de estar al aire libre y los paisajes lo hace bastante llevadero. Hay mucha joda también obvio jaja pero sí, a mentalizarse que van a laburar en serio. ¿Cuándo te venís? Besoooooo

  3. Anita
    June 4, 2013 at 9:13 pm

    Que genial tus historias me encantan tus relatos! jaja, me divierto mucho!, ahora…además de toooooodas las posibilidades de trabajar en el campo, hay otras cosas?? como hoteles, restaurantes?, y se trabaja la misma cantidad de horas??, lo de las bodegas me encanta!

    • June 4, 2013 at 9:35 pm

      ¡Hola Anita! ¡Graciasss, me alegro que te diviertas! Hay mucho laburo en hoteles y bares, más que nada en las ciudades grandes (en especial Wellington) pero claro, el tema de las horas no, muy raro que puedas trabajar ocho horas de lunes a viernes. Las bodegas son excelente, te diría que si te interesa empieces a aplicar con anticipación porque cuesta bastante entrar. Una vez adentro no te saca nadie jajaja besoo y gracias por escribirmeee 🙂

  4. Eliana
    June 5, 2013 at 5:15 pm

    Esto amerita un
    http://i908.photobucket.com/albums/ac288/topi_bvlz/downloa23d.png
    guiño guiño jajajajjaja

    Y pensar que a algunos les daría fiaca leer un post largo, cuando vos hiciste todo lo que contás, por Dios, yo me muero de neumonía al segundo día JAJAJAJAJ qué horror.

    Es increìble todo, pero me imaginé a un futuro empleador leyendo “Woofing en un hotel embrujado” y fue bueno JAJAJAJA

    TE QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!

  5. Esteban
    June 6, 2013 at 8:23 am

    Los prunners trabajamos más duro. Dale duro prunner dale duro prunner que como en este equipo nunca habrá otro.
    Nuestro CV para los 30 va a hacer así:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Trabajos_de_Homer_Simpson

  6. June 6, 2013 at 12:39 pm

    Genial! Quiero hacer todos tus trabajos, jajaja

    • June 6, 2013 at 7:03 pm

      Jajajaja te tomo la palabra. Cuando estés acá andá mandando foto de todos así te creo

  7. jose pablo rios
    June 12, 2013 at 7:51 pm

    increible experiencia! te tengo una pregunta… ¿con lo que estas ahorrando crees que te alcance para hacer un buen viaje por australia o el sudeste asiatico?

    Saludos!

    • June 13, 2013 at 9:30 pm

      ¡Hola Juan Pablo! Sí, se puede ahorrar para viajar. Todo depende de varios factores pero si te dedicás justamente a ahorrar, se puede. Para recorrer todo Nueva Zelanda y después hacer otro viaje (sea el sudeste, australia) ahí se complica un poco más. No es imposible, pero vas a tener que laburar y dedicarte a ahorrar bastante. Básicamente te dejo las cuentas que tendrías que sacar y te vas a dar una idea. El mínimo legal en NZ es de 13,75 la hora de trabajo (bruto). Los sueldos se pagan por semana, también la acomodación. Podés conseguir acomodación desde 75 por semana (cuesta bastante conseguir tan barato igual). Calculale que mínimo vas a pagar 100. Con un trabajo de 5 días a la semana, 8 horas por día vas a sacar en mano unos 500 dólares, menos 100 de acomodación, menos comida y etc. ahorrarás unos 300 por semana. Creo que ese es el promedio, si te das muchos gustos ahorrarás 200 por semana, capaz conseguís un trabajo de más horas por día y que te paguen más del mínimo. La peor situación (legal) trabajo de tiempo completo: ahorrarás 200 dólares por semana. Espero que te haya servido, gracias por leerme y escribirme. Cualquier otra pregunta, bienvenida sea 😀

  8. anahi
    July 13, 2013 at 10:58 am

    Angi tenes algun contacto en Christchurch? Para trabajar y/ vivir?? Esta duro el tema!!

    • July 13, 2013 at 11:03 pm

      ¡Hola Anahí! Para vivir no tengo contactos :S y para trabajar lo único que te puedo recomendar es que te recorras todas las agencias y vuelvas a llamarlas a la semana si no tuviste noticias. Estas semanas pasadas estuvo complicado pero ahora está empezando a moverse todo. Si ya fuiste a las agencias, volvete a dar una vuelta o llamá. La insistencia es una de las mejores cosas que podés hacer jaja

  9. Rocío Gigena Parpaglione
    June 9, 2014 at 11:06 am

    Rocío Gigena Parpaglione Me encanta que hagas este post aclarando que las cosas no te caen de arriba, todo lleva su esfuerzo y el que estés en Corea, es algo que buscaste con mucha fuerza y garra. Te admiro, mucho. Sólo tengo 19 años pero una de mis metas más grande en la vida (en realidad…, para mí es la primera ahora) es viajar, de la forma en la que vos lo hacés. Te admiro, repito, y gracias por compartirnos tus experiencias que nos llenan de ilusión y ganas de salir adelante. Te mando desde mi lugarcito en Córdoba, un abrazo enorme y muchos éxitos. ¡Gracias!

  10. June 9, 2014 at 11:07 am

    Me encanta que hagas este post aclarando que las cosas no te caen de arriba, todo lleva su esfuerzo y el que estés en Corea, es algo que buscaste con mucha fuerza y garra. Te admiro, mucho. Sólo tengo 19 años pero una de mis metas más grande en la vida (en realidad…, para mí es la primera ahora) es viajar, de la forma en la que vos lo hacés. Te admiro, repito, y gracias por compartirnos tus experiencias que nos llenan de ilusión y ganas de salir adelante. Te mando desde mi lugarcito en Córdoba, un abrazo enorme y muchos éxitos. ¡Gracias!

  11. Guybrush Threepwood
    August 13, 2014 at 5:25 pm

    Gracias por compartir todas tus experiencias y ponerle tal nivel de detalle, realmente lográs (aunque probablemente no sea tu propósito) teletransportarnos a tus vivencias y a imaginarnos en ellas a los que pensamos hacerlo, a los que queremos hacerlo y a los que ya estamos en pleno viaje.. felicitaciones!!

  12. vanesa
    September 4, 2014 at 12:04 am

    Ja jajja morí con el coreano que te miraba mal

  13. Alfredo Becerra
    June 10, 2015 at 3:06 pm

    Mi hija quiere viajar hacia aquellos pagos y comence a buscar informacion. Lo que me he reído con tus ocurrencias!!!, además tus comentarios me han dado tranquilidad. Gracias por compartir tus experiencias de vida.

  14. Javier
    June 23, 2015 at 11:17 am

    Me pare genial las experiencias que has pasado, realmente te hacen ver el mundo de otra manera. Nosotros estamos pensando con mi esposa en emigrar hacia alla, en 2 años, Yo estoy recien recibido de Administrador de Empresas, pero trabajo hace 4 años como analista de ventas en una empresa, y mi esposa es Profesora de educación especial. Te parece una buena opción para recidir como familia? que consejo me podria dar. Somos de Rosario. Saludos y mis mejores deseos para vos.

  15. August 17, 2015 at 6:29 pm

    Aguanten los trabajos bizarros en las Orchards y viñas 😀 Son duros, es cierto, pero un día decís: “Estoy acá al sol, en el verde, aventureando, y para colmo me pagan una fortuna” Es la que vaaaaaaaaaaaaaaaa

  16. Camila
    November 18, 2016 at 3:46 pm

    Hola Titiiiin! Espero que andes bien 😀
    Tengo tres dudas que si ya las respondiste antes, no lo vi 🙁
    Primero, smockos?
    Segundo, le decís kiwis y otra palabra a los autralianos, no? Por qué?
    Tercero, me encanta Nueva Zelanda pero tengo una seria SERIA aracnofobia, me recomendarías el campo o el país en general? O tengo muchas chances de sufrir un paro cardíaco? Jajajaj
    Besotes y gracias!! 😀

    • November 19, 2016 at 11:06 am

      ¡¡Hola Camiiiii!! Estás en mi CV de Nueva Zelanda jaja (éste es el post de Australia http://titinroundtheworld.com/2015/07/03/los-gajes-del-oficio-ii-y-los-gajos-en-las-manos-por-culpa-del-oficio-cv-australiano/). “Kiwi” se le dice a todos los neozelandeses que no son maoríes.

      “Smockos” son los breaks de trabajo. Sólo escuché que les digan así en NZ y Australia. “Smo” por “smoke” y “cko” por “coffee”. Sería el “coffee break” 🙂 jaja

      En Nueva Zelanda no me acuerdo que haya habido arañas. En Australia sí. LLENO. El tema es, yo era aracnofóbica también eh…pero justamente en Australia lo superé, ahora me encantan. Te juro jajajaja las arañas son lo más. No, pero fuera de joda, en NZ tranqui que no hay tantas. Obviamente, siempre hay mas en el campo que en la ciudad pero no recuerdo haberme encontrado con arañas mientras estuve allá.

¿Qué te pareció el post? Dale que me re dejabas tu opinión

Solo tenés que dejar tu mail y de esa forma estarás al tanto de todas mis andanzas y también recibirás contenido exclusivo *guiño guiño*