Día 24 – Veo veo: Una sonrisa. Una perspectiva.

Me levanté y llovía, granizaba y la sensación térmica era de menos dos. Quería salir a caminar pero claramente no era una buena idea. Me quedé adentro, me hice los mates y salió el sol. Lo dudé un segundo pero decidí salir…cuando terminé de cambiarme se volvió a largar a llover y el viento que se levantó era terrible. Me hice otro mate.

Leí un rato, pero el gris de afuera me contagió. Me había levantado de buen humor, pero algo susceptible. No me había dado cuenta pero mi buen humor pendía de un hilo. Se largó a llover una segunda vez y ese hilo frágil se quebró. Mi humor empezó a caer, como caían los minutos y los segundos de este día cada vez más gris. Soy de esas personas a las que les cuesta cambiar de un momento para otro. Si estoy de buen humor, voy a estar de buen humor pase lo que pase y si estoy de mal humor…lo mismo. Por eso odio los días indecisos. Odio que el clima cambie. Si me levanto y llueve, quiero que llueva todo el día. Porque me predispuse a quedarme adentro, a ver una película, a leer. No me predispuse a salir a pasear. Pero si después sale el sol, no me gusta quedarme adentro. Día, no cambies por favor.

El día no cambió, cada vez fue más frío, más ventoso, más gris. Muy bueno para mi mal humor, salvo por el hecho de que tenía que ir a trabajar. Salvo por el hecho de que tenía que caminar media hora hasta la estación. Porque me distraje haciendo absolutamente nada y cuando quise acordar me había perdido el colectivo. Tenía que caminar sí o sí.

Entonces el mal humor se me acrecentó. Porque me iba a mojar, porque iba a morirme de frío ¿para qué? Para después llegar a la fábrica y meterme 8 horas adentro del frizzer a seguir muriéndome de frío. Encima estaba siendo hipócrita, el día seguía gris como había querido, pero no quería ese día gris. Entonces me daba más mal humor conmigo misma por ser una indecisa. El día me hizo caso y yo seguía infeliz. Quejosa. Mala onda.

Salí de mi casa, con una cara que el grumpy cat me hubiera aplaudido y empecé a caminar hacia la estación. Christchurch siempre es gris pero hoy estaba más gris que nunca. No había nadie en la calle. Obvio. Llovía a cántaros, todos estaban en sus autos o colectivos. O en su casa o ya en el trabajo. En la calle estaba sólo yo.

Seguí caminando, apurada porque estaba con el tiempo justo. Pisé un charco y el agua helada me congeló pero tenía que seguir. Seguí derecho y por estar absorbida en mi mal humor me olvidé de doblar a tiempo y terminé en una de las tantas calles cortadas por las reparaciones del terremoto. Levanté la vista, primero puteé por haberme pasado pero me di cuenta que estaba del otro lado del Re:Start (el shopping hecho con shipping containers) entonces doy la vuelta y me cruzo con el mural de Smile for Christchurch, del chico de Taiwán que recorrió Nueva Zelanda buscando sonrisas para Christchurch luego del terremoto. Entonces me detengo, veo la fotos y las caras me sonríen, y le sonríen a la ciudad. Y me siento peor y mis lágrimas se mezclan con las gotas de lluvia que me llenan la cara. Miro para el costado y veo a una viejita con un paraguas rosa y se da vuelta y me sonrie “Good morning!”. Le sonrío de vuelta, pero me siento una estúpida. De mal humor por tener un día indeciso. Cuando estoy en una ciudad destrozada por un terremoto (por dos terremotos de hecho) y la gente sonríe igual, yo me doy el lujo de estar de mal humor porque primero llovía y después salió el sol.

Me seco las lágrimas y la señora me mira y me dice You’ll have a great day, don’t worry! Y pienso en que tengo una decisión que tomar. Seguir de mal humor o darme cuenta de la insignificancia de mi angustia y empezar de nuevo mi día, pero feliz. Me quedo pensando, pasa un viejito y me sonríe good morning! Y me terminó de contagiar. Le sonrío de vuelta, me sonrío a mi misma y me río. Me tiento, largo una carcajada que fue un descargo, una carcajada angustiosa que sacó todo lo gris en mí.

Le sonrío a la vida y me doy cuenta que soy feliz. Después de todo cada sonrisa es una perspectiva. Pero una perspectiva feliz.

Angie!

————————————————————————————————————————————————-

*¿Qué es Veo Veo? Es, ante todo, un juego, una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, encontrarnos. Se realiza una vez al mes y las temáticas se eligen en el grupo Veo veo en Facebook, y por medio del hashtag #VeoVeo en Twitter y otras redes sociales. ¿Querés jugar? ¡Veo veo! ¿Qué ves?

* ¡No te pierdas todos los veo veo de este mes que fueron exquisitos! Me fui a la goma, Caminando por el globo, Martín Andrada,  Huellas en mi, Mi vida en una mochila, Los viajes de nena, Notas desde algún lugar, La otra ciudad, Por las rutas del mundo, Caminomundos, Hey hey world, Un mundo pequeño, Natillas dulces, Aldana Chiodi, Cruzar la puerta, Lillake, Mochilas en viaje, La de ojos abiertos, Los viajes de Danila Sky, La mochila de mamá, Viajando con un casio azul

Comments

Comentaridijillos

  39 comments for “Día 24 – Veo veo: Una sonrisa. Una perspectiva.

  1. July 14, 2013 at 9:38 pm

    guaaaaa! ¡no era tristeee! pero yo también soy de las que se ponen de malhumor por que no llueve todo el día…. y si hay sol y no puedo salir a caminar o al mar o naturaleza o algo bajo el cielo…. uf, agarrate catalina! jajajajaja

    • July 21, 2013 at 3:34 am

      No, no era triste pero no era anecdótico a lo gracioso estilo Angie jajaja MAGALITAAAA TORMENTA VIDOZ

  2. July 15, 2013 at 2:38 am

    qué lindo!! yo escribí sobre algo parecido…me encanta ese poder que tienen las sonrisas para cambiar el día =)

    • July 21, 2013 at 3:36 am

      ¡Hola Nati! Síiii tu veo veo me hizo lagrimear. Pero por suerte también con final feliz. Besoteeeee

  3. July 15, 2013 at 3:24 am

    Bello!!! Me gustó. El sol sale sólo para los que lo quieren ver.

    • July 21, 2013 at 3:31 am

      ¡Hola Maricel! Exactamente. Esa frase amerita un “amén hermana”. Besote enormeeee

    • July 21, 2013 at 3:31 am

      ¡Hola Maricel! Exactamente. Esa frase amerita un “amén hermana”. Besote enormeeee

  4. July 15, 2013 at 11:38 am

    Me he sentido muy identificada!! Muchas veces no vemos más allá de nuestro propio ombligo y la vida tiene muchísimos motivos para hacernos sonreír. Y si gente que lo ha psado tan mal es capaz de esbozar una sonrisa, ¿por qué a nosotros nos cuesta tanto? Somos inconformistas y el inconformismo nos hace infellices. ¡¡Cambiemos!! Un abrazo!

    • July 21, 2013 at 3:31 am

      ¡Hola Marta! Totalmente,es inconformismo puro. Lo bueno es darnos cuenta y cambiar a tiempo. Abrazo enormeeee

  5. July 15, 2013 at 2:50 pm

    Muy buen texto y muy buena anécdota.
    está bueno saber que cualquier día podemos aprender algo, y de modo vivencial, no?
    Gracias por compartirlo, supongo que todos aprendimos algo con él.
    Saludos
    Seba

    • July 21, 2013 at 3:30 am

      ¡Hola Seba! Graciaaaas. Sí, la idea es un poco un consejo de cómo la actitud cambia todo. Gracias por leerme y comentarme. Beso enormeee

  6. Eliana
    July 15, 2013 at 9:47 pm

    Me tendrían que pagar por hacer publicidad de pañuelitos.

    • July 21, 2013 at 3:23 am

      JAJAJAJA ¿por? ¿te hice moquear?

      • Eliana
        July 21, 2013 at 8:25 am

        Obviamente, y no es que sólo se me llenaron los ojos de lágrimas, me las tuve que secar un par de veces JAJAJA

  7. July 16, 2013 at 2:00 am

    Buena forma de cambiar el día.. Todo es cuestión de elecciones. Elegir una sonrisa siempre es una buena elección!!

    • July 21, 2013 at 3:23 am

      ¡Hola Cintia! Exacto es todo cuestión de tomar las decisiones que nos hacen mejores y la sonrisa siempre va a ser una buena elección. Gracias por leerme y comentarmeee, besote 😀

  8. July 16, 2013 at 2:43 am

    Ay, si te entenderé! Yo también soy re tonta a veces cuando me pongo de mal humor por cosas que no valen la pena… y después digo, ¿con qué derecho me pongo mal cuando hay quienes realmente deberían estar mal y le ponen onda al a vida?
    Muy lindo el relato!

    • July 21, 2013 at 3:22 am

      ¡Hola Nair! Síii, lo valedero es que por lo menos nos damos cuenta y podemos cambiar la actitud. Gracias por leerme y comentarme, besote enormeeee 🙂

  9. July 17, 2013 at 7:54 pm

    Hola!
    Hermoso che!!!
    Cuando comencé a leer me preguntaba quien escribía esto, no puede ser me decía, esta no es la Titin que conozco y al final apareció como no podía ser de otro modo y hasta te diría que escuché tu carcajada!
    Un abrazo amiga!!! 🙂

    • July 21, 2013 at 3:12 am

      jajajajajaja esta Titín también tiene días grises pero siempre resurge de las cenizas (?). Gracias por leerme Juan 😀 Abrazote de oso

  10. July 18, 2013 at 10:45 pm

    Es así! El clima contagia mucho, pero es uno el que debe ponerle una sonrisa para que el día sea mejor!!! Muchas veces tambien pensamos eso que marcas, gente con problemas mayores que los nuestros y sonrien igual… imposible que nosotros nos demos el gusto de estar tristes. 🙂

    • July 21, 2013 at 3:02 am

      ¡Síiiii! Lo bueno es por lo menos darnos cuentas y poder encaminar nuestro humor. Besoteeeeeeees 🙂

  11. July 19, 2013 at 3:46 pm

    Voy recorriendo los posts de este Veo Veo (el tuyo es el 15° que leo!) y alucino al darme cuenta de que a todos nos pasa: la sonrisa propia o de otros nos cambia el día!! Salúd y chin chin porque lo siga haciendo!!!

    • July 21, 2013 at 3:01 am

      Síiiiii, una sonrisa te cambia el día. Gracias por pasarte loquita, beso enorme y salud por muchas sonrisas más 😀

  12. Agustin (el que fue al alamo jaja)
    July 26, 2013 at 3:08 am

    10 puntos el post. La sonrisa es la mejor filosofia de vida, mas contagiosa que cualquier virus, y gratis, caracteristica especialmente importante en este mundo que vivimos. Siempre le sonrio a la gente, porque a veces alusino con un mundo como el piensa Lionel Hutz cuando imagina un mundo sin abogados. Sonriendo, y diciendo por favor y gracias

  13. Lis
    June 1, 2014 at 12:26 am

    No sé por qué, casi me pongo a llorar leyendo este post….

¿Qué te pareció el post? Dale que me re dejabas tu opinión

Solo tenés que dejar tu mail y de esa forma estarás al tanto de todas mis andanzas y también recibirás contenido exclusivo *guiño guiño*