Anécdotas Bizarras,  Días de Abecedario,  Dinámicas Creativas,  Inglaterra,  Liverpool

T de Tenebroso (una experiencia Couchsurfing para el recuerdo)

Pequeña aclaración: Si bien se trata de una anécdota verdadera, exageré algunas cosas para hacer más entretenida la lectura…PARA CREAR SUSPENSO, PARA MANTENER AL LECTOR EN VILO…EN VILO…DEL…EH…DEL VILO MISMO MUAJAJAJA—AHHGGCGG *se atraganta con su baba, toce sin parar y se da cuenta que no le sale hacer la risa malvada*.

Corría el año (la mina insistía con los años corriendo) 2013, me hallaba en el país de mis sueños (Inglaterra) donde todo estaba saliendo muy bien —hacía dos semanas que estaba recorriendo la isla y no había llovido nunca—. Mientras disfrutaba del vaivén del tren que me llevaba de Birmingham a Liverpool (“disfrutaba” = trataba de escribir para el blog, editar las fotos, redactar mails) me puse a pensar en John Doe, el Couchsurfer que sería mi host durante mi estadía de cinco días en la ciudad de los Beatles.

La mayoría de los que usamos Couchsurfing no lo hacemos solo para achicar gastos, sino por la experiencia en sí, por lo que es probable que usemos la misma técnica de mirar miles de perfiles y decidir cuidadosamente quién será el host digno de nuestra presencia (buenaaa capaaa). Fue por ésto que, mientras estaba planificando el viaje desde Nueva Zelanda, me había dedicado (con varios meses de anticipación) a buscar potenciales hosts. Como viajaba sola, obviamente prioricé a aquellos que tuvieran: identidad y dirección verificada, miles de reviews positivas y que fueran mujeres o vivieran hombres y mujeres.

Algo que suele pasar en esta red es que aquellos que llevan años en Couchsurfing (que son los que poseen más reviews y más identidad verificada (?)), tienen tantas solicitudes de couch que rara vez te contestan. Por eso yo trato de elegir a los no mega populares.

Pero para mi sorpresa, mientras seguía en la búsqueda, ocurre que me contacta John (prácticamente el tercero/cuarto que te sale cuando buscás most experienced couchs in Liverpool), diciéndome que si bien faltaban meses para que yo llegara a Inglaterra, en su casa (hasta el momento) era más que bienvenida, que vivía él con dos roommates (una francesa y una irlandesa) y que su casa no estaba en el centro pero sólo quedaba a diez minutos en tren/colectivo.

Apenas habían empezado con la búsqueda su perfil fue uno de los primeros que me apareció, pero enseguida vi que tenía taaaaaaaaantas reviews y cosas que ni me gasté, supuse que era de esos de la elite. Así que, antes de responderle, entré a su perfil y leí su descripción completa (antes solo había entrado, visto la cantidad de reviews y directamente lo había descartado). Resulta que Jonh era un copado, y además de muchos gustos en común, el chabón era fanático de los idiomas (como yo) y tenía en mente un proyecto de intercambio cultural que aparentaba re zarpado. No lo dudé ni un segundo y le confirmé (además de que los otros perfiles que había visto no me convencían del todo). Estamos hablando de junio más o menos y yo llegaba a Liverpool recién en septiembre.

A medida que pasaron los meses y la fecha se acercaba, John me confirmó que no había problema que me quedara en su casa.

(Hasta acá vamos bárbaro).

Finales de agosto, llegué a Inglaterra. Viva la pepa va, viva la pepa viene (?), más o menos tres días antes de que yo efectivamente llegue a Liverpool, John me vuelve a escribir diciendo que debido al programa de intercambio cultural que se iba a llevar a cabo en su casa, le había tenido que pedir a las dos roommates que se fueran porque tenía que remodelar y hacer algún que otro arreglo; que me lo hacía saber por si a mí me incomodaba de repente llegar y que estuviera él solo en la casa cuando en un principio me había dicho que vivía con dos chicas. Que de todas formas me iba a llevar a conocerlas (ellas ya habían conseguido departamento en el centro así que podíamos visitarlas) y que íbamos a salir todos juntos, pero que en la casa, sólo iba a estar él.

Básicamente, toda la mala leche. ¡¿Por qué justo a tan poco tiempo de ir tenía que pasar ésto!? Por un lado (siendo honesta), no me preocupó. Había visto el perfil miles de veces, lo había leído y releído, todo el mundo lo recomendaba, tenía identificación verificada por Couchsurfing y además había sido vouched for (que es cuando un couchsurfer de trayectoria te avala como confiable). Además de que mi intuición me decía que estaba todo bien, que le creyera a Jonh, que realmente me lo estaba diciendo para avisarme. Sin ninguna otra intensión de fondo.

Viajando aprendí que las frases No hables con extraños y Más vale malo conocido que bueno por conocer son grandes patrañas (sirven cuando uno es chico, obvio, pero cuando ya tenemos criterio, soy pro de hablemos con extraños y además que cambiaría varios conocidos por muchos extraños). Que en el mundo, así como hay gente con segundas intensiones, por suerte hay más personas que son totalmente honestas y que lo que dicen es simplemente la verdad, no que seguro algo se trae entre manos.

Pero mientras iba en el tren, a media hora de llegar a Liverpool, no pude evitar pensar cosas a lo: mmm, ¿y si me lo dijo para que confíe en él?, porque re justo que ¡oh, de repente las chicas se tuvieron que ir! No, basta de perseguirme con pavadas, hay gente que es simplemente buena. Bueno, hagamos lo siguiente. Llegamos a la estación (John me iba a buscar así nos tomábamos el tren juntos hasta su casa para que yo aprendiera cómo ir y venir sin problemas) y de acuerdo a lo que perciba, veo si me quedo en su casa o no. Para mí no hay mejor criterio que nuestra intuición.

Llegué finalmente a Liverpool, y como llegué con media hora de anticipación (la gloria del tren primermundista), volví a conectarme y a releer el perfil: todo en orden, tenía mil fotos, seguía siendo vouched for.

A las tres de la tarde, nos encontramos en el super enfrente de la estación. John era, efectivamente, el que mostraban las fotos. Cruzamos dos palabras y ya me di cuenta que estaba todo bien. Hasta me había llevado impreso un mapa y había escrito a mano las indicaciones de cómo ir y volver del centro hasta su casa y un mapa de Liverpool con las principales atracciones turísticas de la ciudad. Pegamos buena onda de entrada y me despreocupé del tema.

Durante el viaje en tren hasta su casa, luego de hablar, hablar y hablar, otra cosa que me tranquilizó fue que John sabía mucho de mí, lo cual quería decir que se había encargado de fijarse quién era, no que traía a cualquiera a su casa (de la misma forma que yo no me iba a meter en la casa de cualquiera).

Tal vez es de esos asesinos que eligen cuidadosamente a sus víctimas. (¡YA CÁLLATE VOZ INTERIOR PERSEGUIDA!).

Llegamos a la estación de trenes. Resulta que para llegar a la casa (desde la estación) había que atravesar una especie de mini parque/plaza un tanto despoblado, ya que estábamos en una parte de la ciudad super barrial e industrial.

¡Ehhh…eso es un descampado de los que si gritás, nadie te va a oír! (¡QUE TE CALLES DIJE!)

¡Ah! Otra de las cosas que había visto en su perfil y por la cual había decidido quedarme en su casa es que todos los que le habían dejado reviews siempre recalcaban en lo genial que era la casa, que parecía un museo, que era re típica inglesa y estaba llena de antigüedades re copadas.

Llegamos a la casa. Yo mega emocionada porque estábamos en un barrio super archi hiper inglés: con las casas iguales, una al lado de la otra, con los típicos ladrillos, con las puertas altas y las entradas finitas. Mis ojos brillaban de la felicidad.

Entramos a la vivienda y debo decir que realmente fue (y sigue siendo) una de las casas más increíbles que vi en mi vida. Era muy antigua, tenía tres pisos (bah, planta baja y dos pisos más) y estaba hasta las pelotas de antigüedades: podías encontrar desde un piano de cola del año del pedo hasta una vitrina llena de cámaras de fotos (también del año del pedo). Había bocha de cuadros y muebles viejísimos —que si estamos hablando del viejo continente, decir viejísimo es realmente viejo—. La casa realmente era un museo.

Subimos hasta mi habitación (que quedaba en el primer piso) y para mi sorpresa iba a dormir en una cama de casi dos plazas —la cama también del año del pedo—. En mis pasadas experiencias en Couchsurfing había dormido en el piso, en un colchón en el piso y en sillones, pero nunca en una cama. Fue una grata sorpresa indeed.

Dejé mis cosas, tendimos la cama y decidí volver al centro porque recién eran las cuatro de la tarde, y como todavía era veranito aún tenía bastante día por delante.

Crucé el descampado haciendo memoria de cómo llegar a la estación y en diez minutos ya estaba nuevamente en el centro. En eso me llama mi viejo preguntándome si ya estaba instalada en el hostel. Le dije que estaba haciendo Couchsurfing. ¿Pero y quiénes hay en la casa? El pibe y yo. Y pero ¿y quién es? ¿no tenés plata? ¡Te transfiero, no hagas pavadas por rata!

Es muy difícil explicarles a nuestros padres cómo uno no sabe quién es pero sí sabe quién es. Traté de explicarle lo mejo posible y arreglamos que a la mínima sospecha de algo raro me iría de la casa.

Seguí paseando por el centro y obviamente terminé en The Cavern (en Liverpool todos los caminos llevan a The Cavern). Me tomé unas birras, disfruté de la banda de turno y cuando vi que eran las 7 decidí irme porque no tenía ganas de cruzar el descampado de noche.

Llegué a la casa y John había hecho pizza. Dejé pasar la invitación porque estaba destruida (me había levantado temprano para viajar ese día y no había parado un segundo) y planeaba irme derechito a la cama porque no daba más. John me dijo que hiciera como quisiera, pero que él esa noche se iba a juntar con sus ex-roommates, que estaba más que invitada a acompañarlos. En ese momento me moría del cansancio, pero quería conocer a las chicas para quedarme un poco más tranquila aún.

¡Ahora que es de noche seguro te agarra en el descampado y ZÁS! (…Me podría agarrar directamente en la casa, basta).

Junté fuerzas y volvimos a ir para el centro. Fuimos al pequeño departamento de las pibas y efectivamente eran las chicas de las fotos que había visto en el perfil. Una más copada que la otra. Estuvimos charlando un rato en el dpto y después nos fuimos a un bar al aire libre, que estaba excelentemente excelente. Tipo once nos fuimos porque el último tren salía a las doce. Llegamos a la casa y me fui corriendo a dormir. No terminé de acostarme que ya me había dormido. Todos los miedos se me habían ido a la mierda.

Todo viene saliendo de acuerdo a lo planeado, todo para que confíes en él muajajaja. ( (?)…en fin…).

Al otro día me levanto relativamente temprano (tipo 8), prendo la compu para ver si tenía algún mail o algo y me encuentro con un mensaje de mi vieja, un tanto apocalíptico, pero en cierto punto entendible. Mi papá le había contado que yo estaba sola en la casa de un desconocido, que soy una ingenua y el mundo es malo. Que por favor le avisara cuando me despertara así podía dormir tranquila ella. Un tanto enojada, le dije que estaba bien. Que todo estaba bien. Pero leer eso, me había revuelto los sentimientos. Porque, efectivamente, estaba en la casa de un desconocido, sola, en la otra punta del mundo. Basándome (además de en las comprobables referencias de Couchsurfing) más que nada en mi instinto.

Cerré la compu, me bañé y bajé a desayunar con Jonh. Él me aconsejó que fuera a desayunar a un café conocido solo por los locales que era bastante barato y que las porciones eran gigantes. Le hice caso y me fui. (Pueden leer sobre éste día y éste café en éste post :)).

Ese día caminé prácticamente 8 horas. Volví a terminar en The Cavern. Tipo 6:30 me llega un mensaje de John preguntándome a qué hora volvía porque él tenía que venir para el centro antes de las 8:30 a hacer no me acuerdo qué. Si prefería esperarlo en el centro o volverme antes de que él saliera. Viendo que no daba más, tipo 7 volví a salir para la casa.

Llegué y al ratito John salía. Me preguntó si me quería quedar en la casa o lo quería acompañar. Otra vez cansadísima, preferí quedarme. Subí hasta mi habitación temporal, dejé la mochila y bajé a la cocina a tomar agua (tanta cerveza me estaba dejando deshidratada).

Cuando entrabas a la casa, tenías un pasillo donde estaba la escalera para subir a los demás pisos y a la derecha tenías una puerta que te llevaba al living/comedor y más atrás, estaba la cocina.

Entro a la cocina, cargo agua en la botellita que me acompañó todo el viaje y cuando voy saliendo para el comedor, la veo —no entiendo cómo no la había visto antes, ya que había estado en la cocina varias veces en esos dos días—: entre la cocina y el comedor había una puerta, que nunca había visto antes (repito, había ido y venido de la cocina mil veces ya, pero jamás la había visto).

Situación: afuera todo oscuro, silencio sepulcral de barrio un día de semana a la hora de la cena británica. Yo parada con mi inocente (?) botellita. En frente mío, una puerta —del año del pedo—, que estaba apenas entreabierta.

Me quedé parada un rato mirándola, pensando en cómo no la había visto antes (que creo que la razón por la que no le había prestado atención es que siempre había estado cerrada). Mientras la miraba, por la ventana entró un leve vientito veraniego que hizo que la puta puerta lentamente se abriera hasta quedar abierta por la mitad, haciendo rechinar las maderas antiguas de tal forma que hasta Tim Burton se hubiera parado a aplaudir.

Poseída por la situación (aunque con el corazón latiéndome cada vez mas fuerte), camino un poco hacia la puerta, para descubrir que, obviamente, daba a un sótano. Sólo podía ver los primeros tres escalones…el resto desaparecía en la penumbra. Me acerco un poco más y mientras empiezo a divisar una de esas putas lamparitas típicas que cuelgan de los putos sótanos de todas las putas películas de actividades paranormales y asesinos seriales que se balanceaba cual péndulo por el puto viento que había entrado por la ventana, mis pies se chocan con algo. Me freno —ya prácticamente en la entrada del sótano—, miro el piso y mis pies estaban parados sobre:

un serrucho —del año del pedo—

martillos

tornillos

una soga

caja de herramientas varias —del año del pedo—

y alguna que otra cuchilla.

Así que resumiendo: noche oscura, silencio sepulcral, sótano a lo Jason, puerta vieja de madera que rechina y se abre lentamente, lamparita que cuelga del techo y se balancea, herramientas varias, jóven extranjera sola en el culo del mundo.(Lo único que fallaba es que las jóvenes extranjeras suelen ser altas minas sexys provocativas, y acá contábamos conmigo: un cerdo salvaje achinado y petizo).

Foto sacada de internet. Obviamente que no le saqué foto al sótano. Agregar una lamparita colgando tenebrosamente.

Miré las herramientas, miré la puerta, miré los escalones que desaparecían en la oscuridad, miré la lamparita, respiré profundo y me senté en la silla más cercana (que daba de cara a la puerta) a tomar mi agüita y analizar, con suma tranquilidad, la situación que se presentaba ante mí. El mensaje apocalíptico de mi vieja me volvió palabra por palabra a la cabeza. Miré a mi alrededor, y las antigüedades que supieron ser wow que copadas ahora eran una más tétrica que la otra. Hasta noté dos maniquís en una esquina y dos muñequitas bien escalofriantes.

(La siguiente charla se produce entre mi conciencia y yo —por eso hablo en plural—. Aunque la charla es bastante alterada y medio a los gritos, imagínenme, en realidad, sentada tranquila en una silla tomando agua).

Listo. Ya está. Te llegó la hora. Vamos a morir cortadas en pedacitos que luego serán guardados en una heladera que tiempo después encontrará uno de la Scotland Yard. Era obvio que ibas a morir en Inglaterra, tenías que tener una vida que termine con tragedia poética.

¿Qué tiene de poético mor–?

Shhhh. Vámonos ya.

¡No!

¡Vamos! Ay no ¿y si salimos y justo está entrando? O peor ¿si salimos y lo cruzamos en el descampado y se enoja peor y te arrastra de los pelos hasta la casa otra vez? ¿Y si vamos a la casa de al lado a cerciorarnos que John es una buena persona? Mejor nos quedamos y escondemos algunos de los cuchillos en la pieza por las dudas.

¡BASTAAAAAAAAAAAA! Está remodelando la casa, por eso tiene las herramientas. Ya hace dos días que estoy acá, ya me hubiera… eh..matado y cortado en pedacitos…en todo caso.

Andá al sótano y prendé la luz a ver qué hay. Mirá si están las otras couchsurfers todas así atrapadas.

BASTA LA PUTA QUE TE PARIÓOOO. Primero y principal: ni en pedo voy al sótano. Segundo, no hay CHANCES que pase algo malo. Su perfil está todo super mega identificado en Couch y lo sabés.

AY pero pero…¿y si todo ésto es un super mega plan macabro llevado desde hace años y años con suma cautela contratando muchas personas de diferentes países para que a lo largo del tiempo se comuniquen entre ellas y coimeen a los que dan los voucher para que se cree el perfil falso?

…¿posta? ¿POSTA? Mirá que estás hablando de más de mil personas en total…partiendo de los 100 que se quedaron en su casa, también tendrían que haber creado otros mínimo 50 perfiles más cada uno.

…Eh…¿sí?

¡No tiene sentido! Basta, son puras coincidencias y demasiadas películas de terror y suspenso vistas. Además de una muy buena imaginación, claramente.

…pero…

Nada. Vos y yo sabemos que soy una persona responsable que no iba a quedarse en la casa de cualquiera. Que hablamos con gente que ya se había quedado con él. Que elegimos prácticamente el perfil más seguro de Liverpool y que en el encuentro cara a cara no hubo presentimiento de nada ni instinto que me hiciera tirar atrás. Fin de la cuestión.

Bueno de todas formas, morimos felices porque ya llegamos a Inglaterra.

Para morir feliz tendría que estar en Manchester y faltan tres días todavía para ir.

¡Es verdad! Bueno. Confío en tí y tu instinto de supervivencia.

Gracias.

Mientras seguía en la silla teniendo una riña mental (pero visiblemente tenía solo una cara de nada) volvió John. Le sonreí y le comenté sobre el quilombo de herramientas que tenía en el piso. Me dijo que había estado todo el día subiendo y bajando del sótano, llevando cosas porque ya no sabía dónde meter tanta antigüedad y que para el intercambio iba a tener tres personas viviendo en la casa y tenía que hacer espacio.

Finalmente, ese día terminó en que John se puso a cocinar y charlamos de la vida, los idiomas y las culturas hasta entrada la noche y luego yo me fui a dormir totalmente agotada y desprejuiciada (y sin cuchillos). Aún me quedaban dos noches más en lo de John pero luego de ese episodio tan películadeterrorésco (?) todo se desarrolló con suma normalidad.

FIN—

De más está decir que obviamente no pasó nada y que tampoco tuve pensamientos tan desesperados jaja básicamente todo es real hasta que me senté en la silla, después pensé lo bizarro que era y me reí de la coincidencia con las putas películas de terror

Además de que fue una de las mejores experiencias de Couchsurfing que tuve porque realmente el pibe es un capo. Hospedó a tanta gente que sabe bocha de cosas de bocha de países. Habla muchos idiomas y es muy hospitalario. Y la casa es increíble. Además de que se conoce Liverpool como la palma de su mano y tiene recomendaciones que se adaptan a cualquier presupuesto. Definitivamente es el típico gran couchsurfer que entiende y valora de qué se trata la movida en sí.

(No, no estoy atrapada en el sótano de Liverpool escribiendo cosas buenas sobre él mientras me tiene amenazada (?)).

Bueno espero que les haya divertido (me acabo de dar cuenta que me quedó larguísima…así que mejor dicho, espero que alguien la haya terminado de leer por lo menos jaja)

Angie!

VIVA COUCHSURFING. (?)

66 Comentarios

  • Car

    JAJAJJAJAJAJAJJAAJ ESTOY TENTADO JAJAJAJJAJJA
    No, no estoy atrapada en el sótano de Liverpool escribiendo cosas buenas sobre él mientras me tiene amenazada )

    SOS MUY GENIA , obvio que termine de leerla ,

  • caminomundos (@caminomundos)

    jajajajajaja boluda el comentario de tu viejo “no hagas estupideces por rata” es muuuy buenooo!!!! genial, me reí mucho con las conversaciones intraconsciencia porque yo soy de las mismas! Ya tendré que escribir algún post acerca de la misteriosa noche italiana… em…. jajajaja

  • Vito

    Bueeena, “Alan Poe”!
    Los comentarios de los padres ante couchsurfing son para hacer un libro, no lo van a entender nunca… mi vieja siempre me pregunta “o sea que yo mañana tengo que recibir a un japonés en la casa?”.
    Y si… todos los caminos de Liverpool terminan en The Cavern… gracias a la Reina (?) por ello!

    • Titinroundtheworld

      JAJAJAJA Edgard Titin Poe.

      Sí sí, todos los padres son iguales con Couchsurfing, no hay manera MANERAAA, QUE LO ENTIENDAN.

      Qué grande The Cavern QUÉ GANAS DE VOLVERRRRRR

      ¡Gracias por pasarte locaaa!

      Beso enormeee 🙂

  • ayelen

    jajaja que genia, sabes que a mi me paso una super experiencia terrorifica en inglaterra como a vos?? y tambien, termino todo genial y riéndome sobre eso con mis amigo0s. Cuando lo escriba en mi blog te paso el enalce! besos!

    • Titinroundtheworld

      ¡Hola Laaaaaaaaaau! jajajajaajaja Sí sí, parece que todos los padres opinan lo mismo de Couchsurfing, tiene que salir el libro exclusivo con todos los comentarios.

      Beso enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

      (AYYYY, LAURA DE LOS VIAJES DE NENA LEYÓ Y ME COMENTÓ UN POST, YA ME PUEDO RETIRAR FELIZ)

  • Maximo.

    Critica constructiva: usas muchas terminología muy propia de los argentinos, tal vez tu blog esta destinado para que lo lean tus amigos, porque otras personas de habla hispana no lo entenderían.
    Después hablas del “Buen uso del Couchsurfnig” y “De la experiencia en si” y por lo que escribís no te sumaste en ninguna actividad de las que te invito tu couch, creo yo, que interactuar con la persona que te hospeda es la manera de vivenciar “la experiencia en si” y no ser meramente un huésped.
    Y te contradecís, porque decís estar a favor de hablar con extraños, pero tenes una paranoia que te supera…
    Saludos!

    • Titinroundtheworld

      ¡Hola Máximo! Gracias por tomarte el tiempo de hacer una crítica, todo suma.
      1. Tenés razón y es un tema que pienso todo el tiempo, pero sé que a la vez es justamente la terminología lo que lo hace “entretenido”. ¿De dónde sos? ¿Te es muy difícil de leer?
      2 y 3. Sí me sumé a las invitaciones, y creo que lo puse ahí en el texto jaja El tema es que (como aclaré al principio del post) relaté todo de tal forma en que se hiciera énfasis en el hecho tenebroso porque si no, no iba a tener gracia. Si realmente REALMENTE hubiera sentido miedo, no me hubiera quedado ahí riéndome al respecto. Está todo redactado a propósito. Por eso todo lo que aclaro al final.

      La verdad, te voy a ser sincera, leí “crítica constructiva” y me re emocioné porque la verdad que me vienen bárbaro las críticas porque recién estoy empezando y todo consejo es bienvenido. Pero al final, la única crítica constructiva al blog, fue tu primer comentario, lo demás me estás criticando mi forma de vida más o menos y no creo que venga al caso. Además, que obviamente no fue así, repito, lo aclaré al principio. Si lo cuento como fue, no tiene gracia. El punto de post era contar algo gracioso, exagerado y todo.

      De todas formas, gracias por tomarte el tiempo de comentar y si tenés más críticas sobre cómo escribo o el blog en sí, en serio, serán muy bienvenidas.

      ¡Gracias!

      • Maximo

        Angie, tenes razón no soy quien para criticar tu modo de vida. En cuanto a mi nacionalidad, soy argentino ( de Buenos Aires) pero tuve la suerte de vivir en varios países y puedo darme cuenta que para otras personas de habla hispana se les dificultaría entenderte. Reconozco otro error, entre al blog pensando que era un blog viajero pero me doy cuenta que es un blog cómico, agradezco la aclaración.
        Saludos!

        • Titinroundtheworld

          Máximo, sí, es un blog viajero y personal, y la forma que tengo de escribir, resulta graciosa. Sabés que releí tu comentario varias veces y no le puedo sacar nada productivo, y me da a pensar que lo escribiste solo para criticar, de mala forma, y no por realmente querer darme una crítica constructiva. No sé que será lo que te molesta pero bueno, espero que entiendas que lo que escribo, lo escribo con la mejor. Amo Couchsurfing, lo seguiré usando y si tengo experiencias similares, las seguiré contando, para cagarme de risa y además porque me gusta contar historias con mucho detalles y boludeces, me encanta escribir e inventar pavadas (como está aclarado en todo mi blog).

          No me jode que me critiques, al contrario, pero me gustan las críticas que vienen desde “esta piba parece copada, pero le está errando en tal cosa, se lo voy a decir para que lo mejore” no desde la crítica por criticar en sí.

          Saludos!

          P.D.: Igual sí tenés razón con la argentinidad y lo pienso y lo pienso pero cuando empiezo a escribir no me sale de otra forma (y sé que me reduce los lectores a sólo Argentina, Chile y Uruguay). Pero debería tratar de hacerlo más neutro a ver cómo llega.

          • Virginia

            No, no lo hagas neutro. Así está buenísimo! A mi me encanta leer relatos de viajeros con sus propios modos de expresarse. De chilenos, de colombianos, de españoles (porque no leo en otros idiomas) y lo que más me gusta y me divierte son las expresiones propias de sus lugares o edades. No les des bola a los críticos! Pensalo, pero no hagas todo lo que te dicen (incluida yo, ja ja)
            Un beso y felicitaciones por tu blog y tu alucinante relato. Me divirtió muchísimo!

        • Ana

          Maximo, siento contradecirte, pero yo soy española y entiendo perfectamente todo lo que Angie ha escrito.
          Obviamente no son las mismas palabras que utilizaría un español, per porfavor, que no somos estupidos!
          Lo entendemos perfectisimamente
          Angie, no hagas caso, y sigue escribiendo igual, que se entiende igual, al menos en mi caso, no tengo ningun problema para entender tanto a argentinos, chilenos, mexicanos o cualquier tipo de nacionalidad. No es dificil, si prestas atención. De hecho, yo he leido tu blog tranquilamente sin niguna dificultad, entonces no hagas ningun caso de sus palabras

  • Anibal

    Quedate tranquila que a mi también me pasó cuando hice CS, de que me imaginaba cada posible situación en la que me iban a desmenuzar o entraba a una casa y miraba cada posible forma de escapar con vida a las 3am jajaja
    Pero el sotáno ese, mameeeta, creo que yo me volvía a Argentina corriendo jaja.

  • caro

    jajajajaja lo que me cague de risa, me gusta mucho el estilo del relato. Yo voy a probar CS por primera vez ahora cuando me vaya a nueva york.. un abrazo grande!!

  • laurinquis

    Groooosaaa!! Como me haces reir lpm!!!la verdad q no le encuentro defectos a tu narrativa . cumple con la intención. De ser graciosa . lejos uno de los post tuyos que mas me hicieron reir!

  • Ana

    Hola!
    Ha sido algo extraño pero ha sucedido esto.
    Estaba paseando por internet, buscando unas cosas y otras,hasta que he decidido buscar información y opiniones sobre couchsurfing.
    Te cuento, parte del año 2013 y 2012 viví en Dublin. Mi compañera de piso era polaca y a ella le gusta mucho lo del couchsurfing y cada 15 dias se iba a descubrir un destino nuevo y a veces me contaba como habia ido.
    Pues despues de sus experiencias, hoy estaba pensando sobre ello, porque me gustaria recorrer varios paises y me han entrado ganas de conocer mas del tema couchsurfing, y he buscado opiniones
    Leyendo tu post sobre el chico de Liverpool, y contandonos sobre su casa antigua que parecia un museo, me ha recordado al chico donde mi compañera se alojó cuando fue a Liverpool, aunque tu no has puesto su nombre real. Pero todo coincide e incluso te he buscado en las referencias de este chico en couchsurfing y hay una Angie y coincide que es la misma foto que tienes en tu blog, comiendo la hamburguesa.
    Fijate que es extraño, porque resulta que este chico luego vino a Dublin en las fiestas de St. patrick a nuestra casa (de la polaca y yo) invitado por ella, porque yo no lo conocía ni hago esto del couchsurfing aún. Por lo visto, creo que ellos dos tuvieron algun rollito de amor, porque durmieron juntos en la cama de ella, pero a mi no me gusta preguntar si no me lo cuentan. Y esta chica es muy reservada en cuanto a su vida personal, no me hablaba mucho de esas cosas. Entonces yo no pregunto, pero mi imaginé que tenian algo.
    Te he escrito porque me ha parecido sorprendente encontrarme con un post e irlo leyendo, para darme cuenta que del chico que estas hablando, estuvo en mi casa cuando vivia en Dublin! Ahora estoy en España.
    Casualidades de internet, jeje, si al final va a ser verdad que el mundo es un pañuelo y todos estamos al final conectados
    Un saludo y sigue disfrutando tanto de tus viajes
    Y tal vez, quien sabe , lleguemos a coincidir en algun lugar de este mundo 🙂
    Ana

  • Elena, Pedro y Guru

    Me pareció muy divertido tu post. Desde que usamos couch, nunca hemos conocido a nadie con malas experiencias y la tuya me intrigó de principio por eso. Odio a los chicos que sacan perfil para buscar chicas. Súper perdedores…

    Me gustó la forma del texto y es obvio que si realmente algo no te hubiera latido habrías dejado la casa.

    Soy mexicana, llevo 4 años viajando y de esos, casi 2 en Argentina; así que a mí me copa leerte. A mí me cuesta trabajo escribir en argentino, todo lo pienso en mexicano. Me gusta que tiene personalidad tu blog.

    Abrazos desde Iguazú 😉

  • Mili

    Te amooooo! Cada dia descubro cosas mas piolas enntu blog Angie! sos una genia, me hacer reir y me haces leer! Hasta algun dia !!

  • Sofia Herrera de Alvaro

    Ayyy jajajajaja no puedo parar de reir! Estoy informándome para lograr mi primera experiencia coachsurfer y llego a este post, que supongo podría echarme para atrás en algún modo pero en vez de eso me siento totalmente identificada y con más ganas si cabe de empezar mi viaje! Gracias! Genial, genial, genial XD

  • sofy

    Jajaja me mató la puerta abriéndose a lo Tim Burton! Yo creo que veo la lamparita chota esa colgando y muero ahí. Pero si, menos mal que mis caderas tampoco me permitirían ser la actriz sexy, sino definitivamente hubiese salido corriendo.

  • Giuliana Snt

    Me hiciste reír y me dejaste tranquila a ver que al final “no fue nada” jajajaja, estoy por alojar a mis primeros surfers y cuando leí el título dije NOOOOOO POR FAVOR, QUE NO SEA UNO DE ESOS MENSAJES QUE TE LLEGAN EN EL MOMENTO JUSTO Y AAAAAAHHH MUERO. Gracias al cielo que no, y aguante John.
    Otra cosa, ví que abajo te firmó uno criticándote y diciéndo que tu forma de escribir no sé qué cosa y que tu vida viajera es un desastre (?) y blabla. Te digo algo: Atrevete a dejar de escribir así como escribís y yo personalmente me ocupo de organizar un Titínloverstrip a Corea y matarte, ok?(muajajajaja zafaste de John pero no de nosotros!)
    Abrazo enorme 🙂

  • couchsurfer ovato

    JAJA. Hace una semana tuve mi 1era experiencia como couchsurfer, y fue genial. Es como dices, no es tanto por ahorrar, es mas por la experiencia, pues al final termine pagandole el desayuno mas un regalito que le lleve a mi host.

  • stephanie

    que buen post tienes, realmente me asuste mucho pero me alegra que te haya ido super, y voy a usar couchsurfing así que estoy asustada! gracias.s

  • Hernan

    sos una aparato!!jajaja..muy buena la historia..va anecdota…como volo mi cabeza imaginando todo la casa el bariio ..toodddddooooo…..

  • Leo

    Hola Angie, yo soy peruano, vivo en Buenos Aires desde hace mucho, y vos despues de Nati (Mi vida en una mochila), fuiste el segundo blog que lei, buscando un poco de inspiracion dte encontre y la verdad que me encanta como escribis, me cago de risa, y te entiendo perfectamente, y viendolo de la perspectiva de peruano (?) (me mata cuando pones el signo de interrogacion), creo que eres perfectamente entendible… (re alagador el pibe) (me super adopte tu forma de escribir), no no soy un clon de Misery jajajaja…
    Que tengas un año increible… Y segui siendo y escribiendo tal cual eres, me encantas….

  • Andrés

    Hola!!! Muy buena la historia!! Cada vez que leo historias como estas me lleno de inspiración… Te cuento que con mi novia estamos a la espera de salir pronto a recorrer el mundo. Así, sin fechas, sin prisas, buscando aprender del vecindario cercano y del lejano, pero aun tenemos compromisos pendientes. Siga pasándolo bonito!! Saludos desde Chile…

  • lurios2004Luis

    Realmente la historia esta muy bien contada, creo que tu forma de contarla, tan natural, tan visceral, junto a la cantidad de datos que compartis con generosidad, guauuuuu, te mantiene atento. Ultimamente he estado leyendo algunos blogs de viajes, pero hasta ahora no me habia reido tanto como en este, y eso afloja cuando estas organizando un primer viaje. grcs

  • karola

    Esta buenisima la historia! yo siempre pense que iba a pasar algo mientras leia ajaj y yo al igual que tu me hubiera pasado las peliculas de la vida con el sotano ese, ahi uno se acuerda de las tantas veces que dijo: pero si el asesino esta alli!! pk va a para alla el muy!! jaja buena historia, Saludos dsd Chile

  • Juan Garcia

    Simplemente buenisimo!! Me divertí tanto con esta historia!! Gracias por el buen momento, soy un colombiano que ha hecho couchsurfing en Mexico y ahora voy a hacerlo en Peru !!! Saludos